Blogs

5 productos para el rostro

     

La piel del rostro es probablemente una de las más resistentes y de las más maltratadas del cuerpo. Si lo analizás, la piel de tu rostro sufre más que cualquier otra porque siempre está expuesta a los elementos, a la contaminación y realmente nunca deja de moverse. Por eso creo que es más que justo invertir sabiamente en productos de calidad para protegerla y recompensarla.

Claro que si no sos Kardashian y te ponés a invertir en absolutamente todos tus productos de belleza acabarás quebrada, o peor, endeudada. Por eso he creado una lista de cinco productos que a mi parecer, son los que hay que priorizar. El resto, podés irlo completando poco a poco y usar marcas más baratas para mientras. Total, blush es blush sin importar si es Milani o Chanel.  Claro que sería lindo poder tener todo Chanel, pero vamos por partes.

#Skinvestments: Mis 5 productos por orden de importancia

1. Protector Solar

No importa si sos hombre o mujer, tu edad ni estilo de vida. No importa si usas maquillaje o no. El protector solar es EL producto que no debe faltar en la vida de nadie y en el que definitivamente vale la pena invertir. Los daños causados por el sol no se limitan a las arrugas prematuras o las manchas, sino a complicaciones mucho más serias e innecesarias como el cáncer de piel.

Personalmente, no creo en las bases que dicen tener factor de protección solar. Prefiero usar primero un protector fuerte, ya cualquier cosa que agregue mi base es ganancia. De momento, mi favorito es el Dream Screen de Benefit ya que es ultra ligero y no me deja una sensación grasosa.

2. Limpiador Facial

Una piel sana comienza por la limpieza, especialmente por las noches. ¿Si o no que no hay cosa más deliciosa que sentirse la cara limpia? Si tenés más de 21, te recomiendo comenzar a alejarte de los jabones en barra porque resecan la piel y eso hace que genere más grasa. Te lo digo yo, que por años insistí en seguir usando el mismo jabón de azufre que me funcionó en la adolescencia. Creeme, ya no es lo mismo. Así que de preferencia buscá limpadores en espuma o gel.

Otra buena opción es el agua micelar, que (se supone) desmaquilla y limpia a la vez y no requiere enjuague. Yo aún tengo mis dudas al respecto pero definitivamente es mejor que nada. Mis favoritos del momento son el City Block Purifying Charcoal Gel de Clinique y el agua micelar de la línea Sébium de Bioderma.

3. Hidratante

Antes me rehusaba a usar hidratante porque mi piel es grasosa y con tendencia al acné. Sin embargo, después de cumplir 26 comencé a sentir una especie de “sed” que me llevó a buscar opciones de hidratantes. Afortunadamente descubrí las fórmulas en gel, que se absorben en segundos y te dejan una sensación de frescura increíble. ¡Realmente no sé como antes podía pasar del lavado al maquillaje así sin nada!

Mi favorito de todos los tiempos ha sido el  Dramatically Different Moisturizing Gel de Clinique, pero recientemente probé una muestra del Vinosource Moisturizing Sorbet de Caudalie y ¡lo amé! así que definitivamente será una de mis próximas inversiones.

4. Corrector

Este es un tema delicado porque no todas tenemos las mismas necesidades de cobertura. Yo no padezco de ojeras oscuras, pero sí siento la diferencia cuando me aplico corrector y cuando no. Por eso soy firme creyente de que el corrector es para todas tengamos o no problemas con las ojeras.

Incluso, la mayoría del tiempo ni uso base de maquillaje. Solo un poco de corrector bajo los ojos y en la frente y listo. Más que suficiente para un look ligero, ideal para el calor o cuando no me da tiempo de nada. Una amiga me regaló para mi cumpleaños el famoso Radiant Creamy Concealer de NARS y la verdad creo que ahora no lo cambiaría por nada. Realmente vale la pena cada centavo. Tiene una cobertura perfecta que dura todo el día y no se hacen esos horribles pliegues que te delatan.

5. Aceite de Coco

Es mi producto favorito para reemplazar a casi cualquier otro en caso de emergencia. El aceite de coco es excelente humectante, desmaquillante, bronceador, anti bacterial y cicatrizante. Así que si de momento no podés invertir en ninguno de los productos anteriores, te recomiendo comprar aceite de coco. Hay muchas opciones disponibles y todas por lo general son buenas. Además es súper económico y dura una eternidad. Yo no tengo una marca favorita en particular pero siempre busco que sea hecho en Nicaragua.

Consejos adicionales:

Seamos honestas, no hay nada peor que comprarte algo súper caro que después no te sirve. Así que antes de invertir en cualquier producto, te recomiendo investigar. No me refiero solo a revisar las diferentes opciones, sino también reseñas de cada una. Idealmente, deberías escuchar a personas con características similares a las tuyas (tipo de piel, tono, edad, etc.). Esto te permitirá tener una mejor idea de cómo te caerán a vos.

A mí me encanta revisar en sitios como mi-belleza.com porque tiene reseñas de miles de productos y hasta te dejan ser “checadora” y escribir tus propias reseñas (how cool is that?!). Otra opción es pedir muestras para probar las cosas en “la vida real”. A veces las dependientas se hacen las difíciles, pero por lo general las tiendas grandes siempre tienen.

Espero que esta lista de #skinvestments te ayude a la hora de hacer tus compritas. ¡Contame qué productos son los más importantes para vos! Y si has probado algunos de los que yo mencioné, ¿qué te han parecido? ¿Te funcionan igual?


¿Querés más consejos? Dale clic al blog de la autora