Tecnología

Aventón: Pedí un taxi desde tu celular
Aventón
Pedir en un taxi en Managua suele ser una experiencia tediosa y desordenada. Foto: Carlos Herrera. Niú

Cualquier destino en Managua a solo un clic de distancia

     

Aventón es una aplicación móvil que te permite conectar con una amplia red de taxis de forma segura, cómoda y confiable. Es un servicio único en Nicaragua que te da la opción de solicitar un auto desde tu teléfono.

Solo tenés que descargar la aplicación en tu celular y listo, podés pedir un taxi a cualquier hora y cualquier lugar de la capital. Por el momento solo funciona en Managua, aunque podría expandirse a otros departamentos próximamente.

Así fue mi experiencia como usuaria:

Descubrí Aventón por recomendación de uno de mis contactos en Facebook. En una publicación, mencionaba lo cómodos y seguros que eran y me entró la curiosidad, así que decidí que la próxima vez que usara taxi iba a darles una oportunidad.

Descargué la aplicación en el App Store y luego llené mis datos en el formulario. Un paso cotidiano para los que estamos probando aplicaciones nuevas todo el tiempo.

Una vez listo, se abre la interfaz de Google Maps, como cualquier app de transporte de nivel internacional. Tenés que ubicar en el mapa en qué lugar van a recogerte y dónde querés que te lleven, seleccionás si vas a pagar con efectivo o tarjeta y listo.

Así luce la app en los celulares. Carlos Herrera. Niú

Uno de los aspectos más novedosos de Aventón es que podés ver en tiempo real dónde viene el carro que te recogerá y tenés todos los datos del conductor, incluyendo la placa del vehículo. Es un alivio sentirte segura en Managua, con tantas historias de asaltos y violaciones cada día.

En mi primera prueba, iba desde la oficina hasta Metrocentro. Usualmente si salgo a la calle y agarro un taxi me cobra entre 40 y 50 córdobas, pero suben a más personas en el trayecto. En esta ocasión Aventón me cobró 70 córdobas, pero iba sola y con aire acondicionado. El conductor fue amable y respetuoso.

Llegué a mi destino sana y salva, pagué el servicio en efectivo y el conductor me recordó: No se olvide de darme buena puntuación.

Parece una cosa tonta, pero los taxistas le están dando importancia y podría significar que tienen un compromiso con el trabajo que están realizando con Aventón.

La segunda vez que lo ocupé, fue para ir a mi casa en Carretera a Masaya. Usualmente ni siquiera pienso irme en taxi porque fácil me sacan 200 córdobas. Pero como era para probar el servicio, pedí de nuevo el taxi. Puse los datos y en 10 minutos el carro ya estaba frente la puerta de la oficina. Esta vez pagué 150 córdobas, pero sentí que fue un viaje seguro y con aire acondicionado.

Después he usado Aventón unas cinco veces más. Aún resulta un poco caro, pero sus creadores aseguran que los precios bajarán a medida que la demanda aumente.

Aventón
Oscar Molina y Douglas Álvarez creadores de Aventón. Foto: Carlos Herrera
El primer problema que estamos solucionando es el de seguridad

Óscar Molina es un emprendedor desde que a los 22 años, fundó su empresa de seguridad Watch Tower Security. Ahora con 33 años lanzó su nueva empresa: Aventón una aplicación para pedir taxis desde el celular.

Su primer acercamiento con la idea surgió mientras estaba de vacaciones en Francia y utilizó una app que le permitía pedir taxis seguros con su teléfono. Volvió a Nicaragua con ganas de desarrollar algo parecido.

En agosto del 2016 ya el proyecto iba tomando forma, y Óscar había reunido a un grupo de amigos para crear su plan. Al negocio se sumaron Joaz Rivera y Douglas Álvarez quienes pusieron manos a la obra en la creación de un sistema, aunque primero debían decidir de qué tipo de servicio debía tratarse.

“Nicaragua tiene muchas complejidades con el tema, miramos que el problema no era escasez de taxis, el problema es cómo les ayudás a ellos a ponerle un estándar a seguir, y a los usuarios a sentirse seguros”, explicó Molina.

Se plantearon entonces la idea de crear la aplicación pero fueron muy cuidadosos en revisar las leyes para no incumplir ninguna de las normas de tránsito establecidas, especialmente las de transporte urbano de Managua. Fue así que decidieron que lo mejor era partir de la base de taxis que ya existen, y no poner más vehículos a circular por las calles. Simplemente debían construir una herramienta que facilitara el uso de estos a través de la tecnología móvil.

Crearon el sistema de Avetón basado en interfaces como la de Uber, Lyft, Cabify, Easy taxi entre otras, pero con las necesidades propias del país. El siguiente paso fue negociar con las federaciones y cooperativas de taxis para que implementaran su uso.

Leé también: Uber no descarta Nicaragua

“La idea es hacer un servicio exclusivo, un taxi que te mueve de punto A a punto B, no la forma usual que es ruleteada. Lo primero que hicimos fue que fuimos a hablar con los líderes de taxi, en septiembre del año pasado, ellos nos dieron los contactos para empezar a hablar con el resto de cooperativas más pequeñas e hicimos un contacto con una cooperativa que se llamaba René Chávez, con ellos comenzamos con el primer piloto en diciembre”, cuenta Molina.

Actualmente tienen 60 conductores en toda la capital, y todos reciben capacitación permanente en el uso del sistema. Para que un taxista pueda ser parte de Aventón, de acuerdo a sus creadores, debe pasar por un proceso meticuloso de evaluación tanto de él, como del vehículo que utiliza. Esto para evitar que ocurran casos como el de Mara Castilla, una joven que fue encontrada muerta una semana después de tomar un Cabify en Puebla, México.

Aventón
La dinámica del uso de los taxis en Managua suele ser desordenada. Foto: Carlos Herrera. Niú

“Pedimos documentación, récord de policía, copia de la cédula, de la circulación del seguro, inspección mecánica del vehículo, entrevista exploratoria. Pensamos que el primer problema que estamos solucionando es el de seguridad, queremos darle una opción segura, pero hay otras cosas, modernidad, facilidad de pagos, desarrollo de tecnología en Nicaragua”, asegura el emprendedor.

El sistema funciona de la siguiente manera: Los taxistas circulan por las calles en su acostumbrado día a día, mientras andan conectados a través de un teléfono inteligente con la aplicación, cuando ‘cae’ una solicitud, dan aceptar y reciben los datos y coordenadas del usuario para llegar a recogerlo. Luego del viaje, reciben su pago en efectivo (también existe la opción de pagar con tarjeta) y pueden seguir en su ajetreado trabajo.

Según el empresario, actualmente hacen 160 carreras semanales, y han completado más de 2400 viajes desde que fue lanzada la aplicación en diciembre pasado. Aunque todavía se encuentra en su fase beta, el índice de satisfacción de los usuarios es del 98 por ciento, indicó Molina. El usuario promedio oscila entre los 18 y 35 años.

Aunque sus creadores no quieren comparar a Aventón con grandes empresas de transporte como Uber, la similitud es inevitable. El año pasado ante la noticia de la posible entrada el gigante tecnológico al país, el gremio de taxistas amenazó con paro y se negó rotundamente a aceptar la posibilidad. Para Molina, la diferencia entre ellos y la empresa californiana, es la manera en que están trabajando.

“Nosotros no estamos infringiendo leyes, no estamos poniendo ningún carro de más en la ciudad, estamos dando a los taxistas una herramienta”, afirma Molina.

  • Luis KΛrlos

    Aventón es una buena alternativa 🙂 que bueno leer un articulo sobre esta app nica.

  • Erick Téllez

    Por el momento solo funciona en Managua. Managua no es Nicaragua.

  • Claudia Neira Bermúdez

    Yo soy re fan de esta aplicación y la he usado mucho, sin embargo un par de veces me ha pasado que Taxis para no perder el viaje te responden y luego te llaman que están a 20 minutos de donde vos estás. No entiendo por qué responden la solicitud si no están cerca de tu ubicación. Slds,