Blogs

Lo que nadie nos dice sobre los gatos
cómo cuidar a mi gato

¿Sabías que ocho de cada diez gatos presentan problemas renales? Estos son algunos datos que te pueden servir para cuidar mejor a tu mascota

     

Los gatos son mascotas maravillosas, independientes, cariñosas y por qué no decirlo: son la solución más peludo-efectiva para acabar con ratas, ratones y una que otra alimaña casera, son unos rejodidos “dindos”.

Sobre ellos se dicen taaaantas cosas (la mayoría mitos), que tienen siete vidas, que siempre caen de pie, que el ronroneo es capaz de hacer asmático a cualquier humano y otras babosadas por el estilo. En las redes la información es más “memeable”, que si ven a los humanos como sus esclavos, que en realidad no les interesa si el dueño está o no siempre y cuando tengan comida y agua, etc.

Obviamente esa información no contribuye a que las personas normales como vos y yo, aprendamos a cuidar adecuadamente a nuestros gatos. Por eso, para escribir esta entrada, hablé con dos expertos en el tema: la doctora Alexandra Herrera, veterinaria de SurVtes y una fiel amante de los gatos, y con el doctor Omar Navarro, especialista en laboratorio clínico veterinario.

Desparasitaciones

La primera dosis de desparasitante debe ser a los 15 días de nacidos aunque aún estén amamantándose, la segunda dosis a los 30 días y luego deberá repetirse mensualmente hasta cumplir los seis meses de edad. Después los veterinarios recomiendan hacerlas cada dos o tres meses, es decir de cuatro a seis veces al año.

Si seguís este orden, podés garantizar que el animal esté libre de “gusanitos intestinales”, pero ojo, también existen otro tipo de parásitos que circulan por la sangre llamados hemoparásitos, si tu veterinario te dice que hay sospecha de esto, lo mejor es hacer un examen de sangre en un laboratorio especializado, eso te cuesta en promedio unos cinco dólares.

Vacunas y calcio

Así como el perrito requiere su parvovirus, los gatos necesitan una inyección llamada múltiple felina que se aplica entre la cuarta y sexta semana de vida, y les previene tres tipos de enfermedades virales que no tienen cura. Esta múltiple debe tener un refuerzo anual.

Puede interesarte: Son perros, no ‘perr-hijos’

También se les debe aplicar vacuna contra la rabia, la primera debe ser entre los cuatro y seis meses de vida del animalito y luego un refuerzo anual. Ya con esto podríamos decir que la gata o gato están protegidos, pero como los alimentos para gatos que se venden en Nicaragua no cuentan con todos los requerimientos nutricionales, no está de más que incluyás en sus exámenes anuales uno que te permita conocer sus niveles de calcio, esto se hace a través de un examen de sangre que te cuesta unos 12 dólares y te revela si tu mascota requiere o no calcio extra.

¿Para qué? Se preguntarán, ocurre que todo gato es vago y como no es cierto que siempre caigan de pie, es posible que puedan sufrir una fractura y si sus niveles de calcio son muy bajos o el animal está muy joven, difícilmente le podrán poner un yeso o un clavo. Así que más vale prevenir.

En los gatos el SIDA se pasa con el simple hecho de tocarse la nariz con un gato infectado o darse de arañazos en una pelea casual.

La comida y el apareamiento.

Sigamos hablando de comida, en un mundo ideal un gato debería comer solo carne, esto le permitiría una alimentación ideal y la seguridad que sus dientes están salivando lo suficiente para mantenerlos limpios. Sin embargo, nuestros gatos se alimentan básicamente de concentrados y eso es un problema.

Según la doctora Alexandra Herrera, ocho de cada diez gatos presentan problemas renales (cálculos y arena), y esto es producto de la mala alimentación. Para solventar las deficiencias las recomendaciones son darle atún, enlatados y dejarlo ser gato, déjelo que se coma su ratoncito y su paloma de vez en cuando… déjelo ser.

También les da SIDA

Existen otras dos enfermedades que son de cuidado en los felinos, una de ellas es el SIDA que a diferencia de los humanos no se adquiere únicamente por transmisión sexual; esta enfermedad que también ataca el sistema inmunológico se pasa con el simple hecho de tocarse la nariz con un gato infectado o darse de arañazos en una pelea casual.

La mejor forma de evitar que tu mascota pase por esto es aplicando la castración, para que se vuelva más casero. De paso ayudás a prevenir el abandono de gatitos y reducís la sobrepoblación de estos animales, solo para que se hagan una idea una gata puede quedar preñada al mes de haber parido. Es decir puede tener seis partos al año, eso se pude traducir en unos 24 a 30 gatitos.

La castración no solo te ayudará a que tu mascota sea más casera, reducirá el riesgo de padecer muchas enfermedades y aumentará sus probabilidades de vida. La otra enfermedad que es mortal es la leucemia felina, que generalmente es transmitida por animales callejeros, aquí volvemos al punto de “castrar es bueno”.

El post quedó más largo de lo que esperaba, así que de corazón espero que si llegaron hasta este punto de la lectura sientan que realmente aprendieron algo útil y práctico.


¿Te gustó el artículo? Aquí podés leer más textos de la autora