Deportes

Gran inversión en infraestructura deportiva

Nicaragua invierte más de 70 millones de dólares para Juegos Centroamericanos
Foto: Carlos Herrera. Niú

Edgar Tijerino: "las instalaciones son necesarias y bienvenidas, pero el rendimiento de los atletas depende de entrenadores competentes"

     

Los obreros trabajan a toda prisa. No hay descanso. A partir del tres de diciembre, el nuevo y moderno Polideportivo Alexis Argüello debe estar listo para el arranque de los IX Juegos Centroamericanos. Es la primera vez que el país alberga esta competencia, en la que tres mil atletas y sus respectivos cuerpos técnicos buscarán ganar las preseas de oro.

El Polideportivo Alexis Argüello es un recinto de nivel internacional, valorado en 15 millones de dólares. Tendrá una capacidad para 8 mil 100 espectadores, quienes podrán ver parte de las 24 disciplinas deportivas que componen este concierto deportivo regional.

El gobierno ha invertido más de 70 millones de dólares en infraestructura: 25 instalaciones deportivas han sido habilitadas, entre ellas piscinas olímpicas y el recién inaugurado Estadio Nacional de Béisbol Dennis Martínez. No ha habido descanso para las autoridades de la Alcaldía de Managua, quienes, a toda máquina, deben tener listos los recintos.

Fidel Moreno, secretario de la comuna capitalina, supervisa todo el montaje. Recibió esta semana la instalación del tabloncillo de madera del Polideportivo Alexis Argüello, donde rebotará la pelota de basquetbol.

Vista general del complejo multideportivo Alexis Argüello. Jorge Torres. EFE

“Tenemos instalaciones remozadas como el Polideportivo España. Hay una nueva instalación a la par de este, donde se van a realizar varios deportes, incluyendo nuestras instalaciones internas que se han realizado en estos últimos diez años”, describió Gustavo Argüello, de la Dirección del Instituto Nicaragüense de Deporte (IND).

Argüello precisó que tres edificios estarán dedicados para albergar a los atletas. La pista del Estadio Olímpico fue remozada para atletismo, así como el campo para el rugby. En el mismo complejo del IND fue rejuvenecida la cancha de voleibol y de balonmano.

Son instalaciones de primer nivel, con los estándares de calidad mundial. Está el Estadio Nacional Dennis Martínez, Polideportivo Alexis Arguello. Tenemos un complejo de piscinas que también las canchas de tenis. El reto va a ser mantenerlas en esos mismos estándares de calidad con las que son puestas en marcha ahora”, planteó Edgar Rodríguez, uno de los periodistas deportivos más avezados del país.

La organización como anfitrión de citas deportivas de este calibre resultan eventos importantes para los países, ya sean Juegos Olímpicos, Mundiales de Fútbol,  entre otros. En este caso, estos juegos centroamericanos ponen a prueba a Nicaragua. A juicio de Rodríguez, representan una oportunidad “para mostrar que somos un país capaz de hacer buenas cosas, y nos van a dejar instalaciones de gran calidad, y para establecer amistades”.

Medallas de los IX Juegos Centroamericanos. Jorge Torres. EFE

Es importante porque estimula al atleta. Las instalaciones son un escenario como cualquier ámbito de la vida, te motiva a hacer las cosas mejor si te sentís cómodo. Es un estímulo importante que va a permitir que los atletas se sientan obligados a lucir mejor, porque están en mejores instalaciones”, agregó Rodríguez.

Instalaciones versus rendimiento

Nicaragua nunca ha estado a la cabeza del medallero centroamericano. El cronista y escritor deportivo, Edgar Tijerino, recordó que los atletas nacionales tuvieron su momento álgido en el certamen regional de 2006, cuando quedaron segundo en el palmarés.

Sin embargo, Tijerino –memoria viva de los sucesos deportivos más trascendentes para el país– aseguró que los Juegos Centroamericanos históricos para Nicaragua fueron los de 1986. El país atravesaba un periodo de guerra, escasez y un periodo económico crítico, que no son, propiamente, el entorno ideal para preparar atletas competitivos.

“Tenemos que retroceder a 1986 ya que ha pasado todo ese tiempo. Las marcas han estado ahí. Hablo del atletismo, cuatro medallas por parte de Oscar Molina; 22 medallas en levantamiento de pesas. Esas marcas quedaron ahí”, rememoró Tijerino.

“Estos juegos centroamericanos ponen a prueba a Nicaragua”, opina el cronista Edgar Rodríguez. Foto: Carlos Herrera. Niú

El cronista deportivo dijo que en los noventa se logran uno de los puntos más altos con 147 medallas conquistadas, entre ellas 59 de oro. “Esto es consecuencia de los mismos procesos del 86. Sin embargo, a pesar de ese mismo proceso del 90, muchas marcas quedaron detrás del 86”, comparó.

Aunque las modernas instalaciones que servirán de escenario para los Juegos Centroamericanos 2017 puedan ser un aliciente para los atletas nicas, Tijerino descartó que influyan en el rendimiento de ellos.

Las instalaciones son bienvenidas donde sea, yo veo a México que lo tiene todo, pero a la hora del rendimiento parece que no tiene nada. Si comparamos lo que tiene México en instalaciones con lo que tiene Cuba, pues México es demasiado, pero Cuba es demasiado en competencia y lo supera claramente, porque cuba tiene procedimientos, Cuba tiene escuelas de iniciación deportiva”, comentó el periodista.

¿Qué pasó en el 86? ¿Cómo fue el milagro de Nicaragua? Tijerino responde que fue sencillo y difícil: “Sencillo en el sentido que tuvimos entrenadores competentes. Se trajo a Carmelo Ortega. En basquetbol, se trajeron a cubanos. Se envió gente a Bulgaria, Corea, a Rusia. En todo ese entorno no importa que no tengas ningún estadio”.

Los nicas apuestan al oro

En los entrenamientos previos a los juegos, los atletas nacionales tienen expectativas muy altas: Apuestan al oro.

Mi expectativa es ganar una medalla de oro. Esa es mi prioridad y meta. Si Dios lo permite vamos a estar en el pódium con una medalla de oro… Estoy segura que lo puedo lograr”, dijo Silvia Artola, levanta pesas.

Patrick Luna, jugador de fútbol campo, comentó que los entrenamientos han sido más duros de lo normal para lograr mejores condiciones físicas y mentales. “Estamos trabajando en la motivación porque eso es primordial para poder hacer un buen trabajo”, afirmó.

Una de las disciplinas favoritas en las que Nicaragua podría ser competencia y disputarle el oro a Panamá, es el béisbol, el llamado deporte rey.

Tijerino cree que apostar por el oro en todas las disciplina conlleva a “plantearse expectativas un poco falsas”. “En el sentido que no tenemos bases firmes. Hace cuatro años vi en Costa Rica un deporte muy flojo. Nosotros quedamos penúltimo. Yo vi la medalla de oro del fútbol femenino y parecía que era el primer día de clases de muchos”.

Una de las disciplinas favoritas en las que Nicaragua podría ser competencia y disputarle el oro a Panamá, es el béisbol, el llamado deporte rey. Foto: Carlos Herrera. Niú

Basado en lo que vio, el mayor cronista deportivo del país comentó que el nivel de Centroamérica “es la cola del mundo”. “Difícilmente vos vas a encontrar un nivel deportivo más bajo que este. Estamos en este nivel peleando por subsistir y sobrevivir. El futuro dirá si se aprovecharon las instalaciones”, sostuvo.

Mientras que Edgar Rodríguez lo define de la siguiente manera: “Tenemos el teatro, falta descubrir si tenemos a los artistas para que actúen en esas instalaciones”.

Según Rodríguez, cuando no las teníamos nos quejábamos, ahora las tenemos y corresponde al atleta, al dirigente de preparar “un espectáculo que valga la pena observar en esas instalaciones porque son de primer nivel”.

Fuera de los avatares de los resultados, los Juegos Centroamericanos prometen un oro al turismo, con la llegada de miles de turistas y visitantes.

La Asociación Nicaragüense de Turismo Receptivo (ANTUR) está programando actividades como “ExpoNicaragua”, un espacio donde el sector privado está abierto a participar, a exponer su oferta desde turoperadores, gastronomía y artesanía.