Deportes

La “Azul y Blanco” suma 4 puntos en la Copa Centroamericana

¡Qué susto nos metió Belice!
Nicaragua

Nicaragua sufrió para ganar a Belice 3-1. Primero marcó Barrera, luego Cadena y García, sentenció. El rival anotó de penal.

     

La Selección Nacional de Fútbol de Nicaragua, sufrió para vencer 3-1 a Belice, en su cuarto partido en la Copa Centroamericana de Naciones. Con esta victoria, la “Azul y Blanco” suma cuatro puntos y se mete en la pelea para disputarle un pase directo a la Copa Oro. Anotaron Juan Barrera, Daniel Cadena y Bryan García. El gol del equipo contrario fue de penal, después de que el árbitro decretara una mano involuntaria de Copete en el área.

Belice no fue un rival digno en la primera parte. Se metió atrás y trataba de crear jugadas al contraataque, que no tenían continuidad. Las pocas llegadas que tuvieron no fueron de mucho peligro, no así las del equipo pinolero.

La “Azul y Blanco” dominó el primer tiempo a placer. Nicaragua se acercó de forma peligrosa primero con una tijera de Pinel, que se fue muy arriba. Luego con un cabezazo de Moreno, que salió a un lado de la portería. De hecho, el mismo jugador tuvo una clara frente al arco de Belice, sin embargo, no conectó bien con el balón.

El gol nacional vino al minuto 30, luego de un centro de Manuel Rosas desde la banda derecha, que aprovechó Juan Barrera para rematar de palomita. Anotación y alegría para todos. Nicaragua insistió pero se marchó al descanso con la ventaja. Al regreso del segundo tiempo, vendría el susto, y la taquicardia para muchos. Me incluyo.

Nicaragua
Juan Barrera, Dani Cadena y Marlon López celebran un gol de la “Azul y Blanco”. EFE|Arturo Wong

Y se nos complicó el partido

En el inicio del segundo tiempo, Henry Duarte daría entrada a Maykel Montiel en lugar de Luis Peralta. Definitivamente el cambio afectó la movilidad del balón por el medio campo. Montiel ayudó a recuperar más balones, y al final sería partícipe de los goles de Nicaragua.

En el minuto 52 Thurton dribló a Copete. El nacionalizado nicaragüense se barrió para impedir que el jugador de Belice disparara, sin embargo, el esfuerzo fue en vano, y el violento remate pegó en la mano del zaguero central. Joel Aguilar Chicas, el mismo árbitro que no decretó penal en una falta en el área a favor de Nicaragua en el juego contra Panamá, esta vez sí concedería la pena máxima, a favor de los “Jaguares”. Robo a mano armada y felicidad para los detractores.

El penal lo marcó Elroy Smith. El partido se pondría más sufrido para los nicas a partir de ese momento.

Nicaragua no encontraba opciones para romper la defensa de Belice, y cuando las encontraba, no finalizaba las jugadas. El sufrimiento empezó a ser más evidente cuando Belice aprovechaba ciertos espacios para atacar con mucho peligro. En una ocasión fue el travesaño que no permitió la anotación del rival, en otra, fue el propio Téllez que voló para enviar a córner.

Duarte dio entrada a García por Pinel, para oxigenar la banda. Luego decidió organizar el esquema y sacó a Marlon López por Norfran Lazo. La  pesadilla parecía que se convertiría en realidad. Nicaragua no estaba ordenada, estaba descompensada. Copete se multiplicaba en la defensa y adelante, ni Moreno ni Cadena, podían contra el muro defensivo.

Fue hasta el minuto 82 que Nicaragua cambió el rumbo del partido. Un balón llegó a la banda donde estaba Barrera. “El Iluminado” centró a Bryan García, quién disparó potente, provocando un rechazo del portero Shane Orio, que fue aprovechado por Cadena.

El remate del español nacionalizado nicaragüense no fue el más preciso. El balón se escapaba por la línea de fondo, pero en un esfuerzo Cadena logró recuperarlo. Frenó el esférico, se dio la media vuelta y disparó en dirección a la portería. Shane hizo lo que pudo para sacar el balón pero este ya había cruzado la línea. Gol para Nicaragua, sonrisa para la afición, caras tristes para los que buscan el pelo en la sopa.

El ánimo del equipo nacional regresó. Los huesos se desentumieron y volvieron a mostrar ese juego que le vimos contra Panamá y Honduras. De nuevo un balón desde la banda, centrado por Juan Barrera, fue recibido por Moreno, que falló solo contra el portero. El rechace quedó en los pies de, quién si no él, Bryan García, que le pegó colocado al palo del portero. Gol para Nicaragua, el tercero, en el último minuto.

El partido terminó en medio de la explosión de alegría de los seleccionados nacionales. El marcador, sin lugar a dudas, no refleja lo que se vio en la cancha. Hay que decirlo, Nicaragua jugó sin ideas en el segundo tiempo, cedió la iniciativa, regaló opciones de peligro, pero al final sacó el resultado.

Duarte tendrá que trabajar mucho para el partido contra El Salvador, que se jugará este domingo a las 12:30 del mediodía. El resultado, será clave para saber si Nicaragua accede de forma directa a Copa Oro, o se va al repechaje contra Haití.