En pantalla

Top of the lake: La serie que no deberías perderte

En un país donde los femicidios escalan y funcionarios del Estado recomiendan matrimonio con hombres extranjeros para superarse, programas como este no son una simple distracción. Son una necesidad

     

La australiana Jane Campion es una de las mejores directoras de cine de nuestros tiempos, independientemente de su género. Sin embargo, la condición de la mujer es la materia misma de su cine. No tendrá que hacer muchos esfuerzos para ver su trabajo más reciente. La serie “Top of Lake” está disponible en Netflix. Esta coproducción australiana e inglesa está concebida como un ejercicio del género policíaco, que a la vez opera como una profunda meditación sobre los obstáculos que enfrentan las mujeres en un orden social que se empecina en subordinarlas al hombre.

La detective Robin Griffin (Elisabeth Moss) regresa a su pueblo natal, Queenstown, con una doble misión: primero, debe resolver el caso de Tui (Jacqueline Joe), una niña de 12 años que trata de suicidarse al descubrir que está embarazada. El problema está en que ella no quiere revelar quién la violó, y después de un solo interrogatorio, desaparece. En segundo plano, Robin se reconcilia con su madre mientras enfrenta un cáncer terminal.

Lo personal y lo profesional chocan cuando descubrimos que la misma Robin ha sido víctima de violencia. Los traumas del pasado afloran al regresar al escenario de los hechos. La trama se complica por obra de Matt Mitcham (Peter Mulan). El padre de Tui es el macho alfa del pueblo, zar de un pequeño sindicato criminal, y el principal sospechoso del crimen. Sus planes se complican cuando CG (Holly Hunter), una extranjera adinerada y excéntrica, compra un lote de tierra que él deseaba: los terrenos que bordean un pintoresco lago. Ahí, establece una especie de comuna para mujeres, sin más agenda que escapar. ¿Cómo se atreven esas mujeres a destruir sus planes? ¿Acaso no saben cómo funciona el mundo?

Trabajando con el guionista Gerard Lee, Campion arma la estructura de un ejercicio tradicional de misterio, enriqueciéndolo temáticamente con una compleja radiografía de los problemas que las mujeres enfrentan en una cultura patriarcal. Robin debe superar barreras incluso en el plano profesional, cuando sus subalternos masculinos derrochan condescendencia. Los superiores no son necesariamente más iluminados: el jefe de policía local, Al (David Wenham), apenas puede disimular con paternalismo sus intereses libidinosos. En el bar local, tiene que bloquear avances aún más burdos.

La vida de Robin, y por extensión la de todas las mujeres, se presenta como un campo minado, sembrado de micro y macro agresiones, intimaciones de violencia y la perenne amenaza de agresión sexual. Los efectos son profundos, y se proyectan en tiempo. Robin no puede terminar de comprometerse con un novio que llama insistentemente desde Sydney. Un incipiente romance con su novio de juventud, Johnno (Thomas M. Wright) se siente envenenado por un trauma pasado. Incluso su madre se revela como un agente de opresión. En este contexto, el caso de Tui se ofrece como una especie de catarsis, una manera de exorcizar los demonios del pasado y alcanzar algo de paz.

No crea que “Top of the Lake” es una seca pieza de denuncia social. Las sólidas actuaciones del reparto humanizan el conflicto primario. Moss, en especial, carga sobre sus hombros buena parte del peso, al asumir un rol protagonista. La actriz se dio a conocer en “Mad Men”, como un joven talentosa que rompe varios techos de cristal en el mundillo de la publicidad del Nueva York de los años 60. Este año, dio vida a Offred en una brillante adaptación televisiva de la novela de Margaret Atwood, “The Handmaid’s Tale”. El feminismo no podría tener una mejor embajadora.

También puede interesarte: The Handmaid’s Tale: La distopía está cada vez más cerca de la realidad 

A través de siete episodios, Campion alterna en la silla del director con Garth Davis, a quien conocemos por la reciente nominada al Óscar “Lion” (Un Camino a Casa). Juntos crean una narrativa persuasiva, en un paisaje extraño y familiar a la ver. ¿Es esto lo que es el mundo para las mujeres? Parece que sí. El horror primario de “Top of The Lake” no está confinado al caso que debe resolverse. Es un estado permanente del ser. Mientras el mundo disfruta la segunda temporada “Top of the Lake: China Girl”. En un país donde los femicidios escalan y funcionarios del Estado recomiendan matrimonio con hombres extranjeros para superarse, programas como este no son una simple distracción. Son una necesidad.

“TOP OF THE LAKE”
Temporada 1
Siete episodios
Clasificación: * * * * (Muy Buena)

  • Sylvia Ruth Torres

    Gracias amo a esa actriz y sus personajes. toda una malbozaleada. Hoy la busco