Blogs

Exclusiva

Probamos las nuevas cervezas del festival
#OtraPorFavor probando la cerveza de arándano. Foto: Néstor Arce

Son siete sabores distintos, pero las novedades son Tiramisú, Arándano, Ginger y Mojito. Te contamos cómo están

     

A menos de un mes para que inicie el Festival Cervecero de la Toña, el equipo de #OtraPorFavor ya probó en exclusiva las nuevas fórmulas que estarán a disposición del público durante los tres días del evento. Son siete sabores distintos, pero las novedades son Tiramisú, Arándano, Ginger y Mojito.

El maestro cervecero Luis Porras y su equipo han diseñado dos cervezas saborizadas y dos estilos Radler. Este estilo originario de Alemania se caracteriza por mezclar 60 por ciento de cerveza con 40 por ciento de gaseosa o jugo de limón. De la mixtura se obtiene una bebida refrescante de cuerpo ligero y amargor casi nulo. Ideal para quienes prefieren cervezas con niveles bajos de alcohol. Los españoles acostumbran a revolver cerveza con Sprite y le llaman “clara”, que les ayuda a mitigar el calor del verano.

Quizá esa sea la propiedad que volvió tan popular durante el Festival de 2016 a la Toña Fusion de Limón, una Radler con altas notas dulces. El maestro cervecero aseguró que por esa razón ampliaron el estilo este año con la Fusion Mojito y la Fusion Ginger.

Es de curiosos probar cualquier estilo de cerveza, pero las Radler no serán las preferidas de quien se decante por cervezas con más carácter. Sin embargo, ahora que #OtraPorFavor ya las cató, las recomendamos en el siguiente orden: Mojito y Ginger.

La intensidad de la yerbabuena le infunde a la Mojito un sabor de frescura, debido a los destellos de menta que provoca. Hay un balance de acidez y dulzor como la de un mojito cubano. Pero el limón que esa bebida lleva nunca supera la azúcar cubana. Igual pasa en la Radler Mojito, pero no empalaga. Pidan su vaso.

El jengibre es uno de los ingredientes más coquetos en la cocina. En la tradicional chicha de jengibre, suele picar. Cerveza Toña se suma así a una tendencia de algunas cervecerías (como Samuel Adams con su Winter Lager de temporada) de agregar jengibre a las cervezas. En el caso de la Ginger Toña, las notas de jengibre son evidentes desde el aroma; y es lo que definirá toda esta Radler. Por alguna razón, la percibí más dulce que la Mojito. Para ser honestos, fue la que menos me gustó de las nuevas fórmulas. Pero como dice ese dicho certero: “Para gusto los colores”.

Hablando de colores, la siguiente cerveza que probamos fue la sabor a arándano. A juzgar por su color rojizo, uno piensa a primera vista que está frente a otra cerveza “sweet”. Pero no es así. La acidez del jugo de esta baya encuentra un contrapeso más vivaz en las maltas y el lúpulo. Si bien Fusion Arándanos es una “beer mix” (cerveza saborizada o mezclada), no es dulce y se desmarca de las Radler. Está más cerca del sabor de una cerveza convencional, destacando rastros salados. Para #OtraPorFavor, esta es la mejor de las nuevas fórmulas ideadas por Porras y su equipo. Pero el maestro cervecero advierte: Aunque sientan que es como jugo, tengan cuidado. Tiene la misma graduación alcohólica de la Toña.

Lo mismo sucede con la sabor Tiramisú. La asociamos con un postre. Pero del tiramisú como tal, esta “beer mix” solo apela al cacao. Un sabor territorial que instala su cuerpo en la lengua. Tiene un amargor casi similar a de una Toña, lo que la convierte, de cierta manera, en un trago seco pero agradable. Otra cerveza muy buena e ingeniosa, que se inscribe en la tendencia de cervezas artesanales que juegan con sabores achocolatados y a café.

Bertha Escobar, desarrolladora de productos CCN y Luis Porras, maestro cervecero conversan con #OtraPorFavor

El festival mantiene inalterable en el sotck la Toña Red y la Toña Oscura. La primera, una lager un tanto caramelizada y de cuerpo moderado en ese aspecto. Pero sin duda el top de las cervezas de festival de Toña es la Oscura, una fórmula que, insisto, deberían envasarla y sacarla a mercado.

Toña Oscura, una lager negra estilo americano, no pretende fuerza en su “blend” como una lager Bock, un cerveza más fuerte al ser de baja fermentación. La Oscura se adapta a nuestros tropicales climas. La malta tostada que usan en su fórmula se siente impregnada de leves toques acaramelados. Es de fácil consumo y, en definitiva, aporta distinción sin ser extraña para paladares acostumbrados a lo lager sin más.

Estas son las nuevas cervezas de Toña en su festival. Usted pruébela, pida #OtraPorFavor, y luego nos cuenta cuál es su favorita.


¿Ya le diste “like” a #OtraPorFavor? Dale clic aquí