100 fotos, 100 días

Al cumplirse los primeros 100 días de protesta ciudadana contra el Gobierno de Daniel Ortega, recapitulamos la lucha a través de 100 imágenes.

Publicado el 26 julio, 2018
Yader Luna
Fotografía: Carlos Herrera

Las protestas en Nicaragua contra el presidente Daniel Ortega iniciadas el pasado 18 de abril cumplen hoy sus primeros cien días, sin que la situación en el país parezca normalizarse y con un discurso de negación de la masacre por parte del mandatario nicaragüense. La lucha que inició por unas protestas contra una reforma al Seguro Social, han dejado casi 300 fallecidos, miles de heridos, cientos de desaparecidos y cientos de desplazados.

Han sido semanas de intensa violencia en el país que han dejado imágenes de multitudinarias marchas, heridos, barricadas, tranques, ataques de policías y paramilitares; pero sobre todo a un pueblo indignado que sigue pidiendo un cambio inmediato.

¿Cómo iniciaron las protestas?

El lunes 16 de abril, el presidente ejecutivo del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS), Roberto López, anunció un paquete de reformas “para salvar” al Seguro Social, aumentando el aporte de los trabajadores y empleadores, reduciendo las futuras pensiones y creando un tributo ilegal de por vida a los pensionados del cinco por ciento, para salvar al INSS de la quiebra.

Las reformas anunciadas crearon descontento en la población y decenas de pobladores decidieron salir a las calles a manifestarse. La etiqueta #SOSNicaragua ha recogido los testimonios de toda la rebelión. 

Te contamos la historia de estos primeros 100 días de protesta en 100 fotografías de Carlos Herrera.

1. Decenas de manifestantes se autoconvocaron el 18 de abril en Camino de Oriente para protestar contra las reformas al INSS, decretadas por Daniel Ortega. De inmediato fueron agredidos por turbas de la Juventud Sandinista y motorizados que golpearon, robaron e intentaron dispersar a los manifestantes. Al final se sumaron los antimotines a agredir y cercar a los protestantes. La violencia quedó grabada en las imágenes de los medios de comunicación y en las redes sociales. Carlos Herrera | Niú
2. Las imágenes de la violencia le dieron la vuelta al mundo y causaron indignación, encendiendo la llama de las protestas ciudadanas en todo el país. Carlos Herrera| Niú
3. Un día después, el 19 de abril, los universitarios trasladaron las protestas a las universidades. De inmediato, la Policía Nacional los atacó, lanzándoles gases lacrimógenos, como en esta imagen captada en la Universidad Agraria. Carlos Herrera| Niú
4. Un manifestante herido en la cabeza por la Policía Nacional en los semáforos del colegio Rigoberto López Pérez. Al final del 19 de abril se reportaron los primeros tres fallecidos por la represión. Carlos Herrera| Niú
5. La mamá de Darwin Urbina abraza su retrato al llegar a Medicina Legal a reclamar el cuerpo de su hijo fallecido en el sector de la UPOLI. Fue el primer muerto confirmado. Sus familiares afirman que trabajaba en un supermercado y regresaba a su casa durante la represión policial. Le dispararon en el cuello. Tenía 29 años. Carlos Herrera| Niú
6. La población de Managua y otras ciudades sale a las calles a protestar. Trabajadores de empresas salieron en su hora de almuerzo a protestar como en esta foto tomada el 20 de abril. Carlos Herrera| Niú
7. La protestas de los estudiantes universitarios se empezaron a replicar por todo el país, mientras la represión policial y de fuerzas de choque aumentó en crueldad. Carlos Herrera| Niú
8. Cientos de estudiantes buscaron refugio en la Catedral de Managua ante el asedio de los antimotines el 20 de abril. Ese día asesinaron a Álvaro Conrado, el adolescente de 15 años, convertido en emblema de la lucha cívica. Carlos Herrera| Niú
9. Daniel Ortega dio marcha atrás a las reformas al INSS el 22 de abril, pero la fuerte represión ya había dejado, hasta ese día, 19 fallecidos y decenas de heridos. Carlos Herrera| Niú
10. Un grupo de protestantes destruyen un rótulo del presidente Daniel Ortega y la vicepresidenta Rosario Murillo. Carlos Herrera| Niú
11. Un joven levanta una bandera de Nicaragua sobre una barricada durante las protestas en Managua. Carlos Herrera| Niú
12. Los árboles de la vida o “chayopalos”, símbolos del Gobierno de Ortega y Murillo, empiezan a ser derrumbados en varios puntos de Managua. Jóvenes los botaron y celebraron cada caída. Carlos Herrera| Niú
13. Los saqueos iniciaron desde el 22 de abril en varios negocios y se han repetido en varias ocasiones en estos 100 días de protesta. Aunque el Gobierno ha negado que sean sus simpatizantes, en las imágenes se vio a policías observar los saqueos y no intervenir para evitarlos. Carlos Herrera| Niú
14. Decenas de familiares de manifestantes encarcelados por protestar contra el Gobierno de Daniel Ortega han desfilado pidiendo su liberación en “El Chipote”. Muchos también han llegado a esta cárcel a preguntar por desaparecidos. Carlos Herrera| Niú
15. Manifestantes protestan contra el presidente, Daniel Ortega, y exigen justicia en una de las decenas de multitudinarias marchas que se han convocado en Nicaragua y en otras ciudades del mundo. Carlos Herrera| Niú
16. La población ha reclamado y condenado los múltiples abusos policiales contra los manifestantes que exigen la salida de Ortega del poder. Carlos Herrera | Niú
17. Flores, velas y cámaras en el piso frente a un altar con fotografías de Ángel Gahona, periodista de Bluefields, asesinado el 21 de abril mientras cumplía con su deber de informar y realizaba una transmisión en Facebook Live. Carlos Herrera| Niú
18. Miles de personas se sumaron a una peregrinación nacional convocada por la Iglesia Católica realizada el 28 de abril. En la foto la líder campesina Francisca Ramírez, junto al Obispo Auxiliar de Managua, Silvio Báez. Carlos Herrera| Niú
19. En todo el país miles de personas han participado en vigilias para rendir honor y exigir justicia para los muertos de la violencia en Nicaragua. Carlos Herrera| Niú
20. Diversos edificios públicos y privados han sido quemados en todo el país durante las protestas. En la imagen Aníbal Toruño, director de Radio Darío, muestra cómo quedó la emisora de León tras ser incendiada por turbas encapuchadas. Carlos Herrera| Niú
21. En todo el país, miles de personas han despedido a familiares y amigos asesinados durante las protestas. La cifra de fallecidos era de 295, hasta el 24 de julio, según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). Carlos Herrera| Niú
22. La población organizó tranques en las principales carreteras de toda Nicaragua y paralizó el tráfico por varias semanas, antes de ser desmontadas tras los sangrientos ataques de policías y paramilitares. Carlos Herrera| Niú
23. El Gobierno del comandante Ortega lanzó un brutal ataque el 13 de julio con fuerzas policiales y paramilitares para desalojar a decenas de jóvenes atrincherados en la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua, mientras estos estaban negociando la entrega del recinto a cambio de garantías. Carlos Herrera| Niú
24. La creatividad y solidaridad del nicaragüense ha sido evidente durante estos 100 días de lucha cívica. Carlos Herrera| Niú
25. Periodistas, editores, columnistas, fotógrafos, camarógrafos, escritores, caricaturistas, blogueros, corresponsales extranjeros y dueños de medios de comunicación en Nicaragua han firmado dos pronunciamientos en defensa de la libertad de prensa y expresión. Muchos comunicadores han sido atacados por turbas orteguistas mientras brindaban cobertura a las protestas, marchas, caravanas e incluso en actos de mediación. Carlos Herrera| Niú
26. Masivas marchas se han convocado en Nicaragua, como esta realizada el 9 de mayo en Managua. Carlos Herrera| Niú
27. Pintas y carteles en protesta contra Daniel Ortega y Rosario Murillo han aparecido en distintos espacios públicos del país. Carlos Herrera| Niú
28. Los universitarios han sido un sector en clave en la protesta ciudadana que exige un cambio en el sistema político del país, incluyendo en las organizaciones estudiantiles. En la imagen estudiantes de la UNAN-Managua lanzan morteros al aire al recibir el apoyo de ciudadanos que marcharon hasta el recinto universitario. Carlos Herrera| Niú
29. La bandera azul y blanco ha sido el principal símbolo de la lucha cívica. En cada protesta o manifestación nunca falta una, algunos jóvenes han sido agredidos por turbas orteguistas por cargar el símbolo patrio.Carlos Herrera| Niú
30. Durante los cien días de protestas se han realizado decenas de vigilias para recordar a los asesinados. En la foto, el zapato de Jimmy Parajón, joven asesinado el 11 de mayo de un balazo en el pecho cuando apoyaba a los universitarios que estaban atrincherados en la Upoli. Carlos Herrera| Niú
31. Una estudiante se cubre con una bandera de Nicaragua mientras realizaba vigilancia en una barricada, ubicada en semáforos de la Rafaela Herrera. Carlos Herrera| Niú
32. Una señora de Monimbó en el entierro de uno de los jóvenes asesinados en ese barrio indígena, símbolo de la resistencia en Nicaragua. Carlos Herrera| Niú
33. Un joven camina sobre un árbol de la vida derrumbado en Managua, en la rotonda El Periodista. Carlos Herrera| Niú
34. Un joven frente a la Catedral de Matagalpa con su tiradora, durante una noche intensa de protesta el 15 de mayo. Carlos Herrera| Niú
35. Las madres de las víctimas han sido un símbolo de las protestas. El denominado grupo “Madres de abril” ha organizado marchas y plantones para exigir justicia para sus hijos masacrados por el Gobierno de Daniel Ortega. Carlos Herrera| Niú
36. La solidaridad también se ha hecho presente en las protestas, como esta señora vendedora de agua helada que regaló sus productos a los jóvenes durante un enfrentamiento. Carlos Herrera| Niú
37. Muchos niños portan sus banderas azul y blanco durante las marchas. Carlos Herrera| Niú
38. El 16 de mayo se instaló el Diálogo Nacional, que se encuentra suspendido ante la intransigencia del Gobierno de Ortega. Carlos Herrera| Niú
39. Un retrato del joven Lesther Alemán es cargado en las calles de León durante una masiva marcha. Carlos Herrera| Niú
40. Jóvenes en el barrio indígena de Sutiaba lanzan un mortero tras concluir una marcha que exigía el cese a la represión en la ciudad universitaria. Carlos Herrera| Niú
41. Juan Bosco Rivas Martínez fue herido de bala el día 21 de abril durante protestas en Masaya. La bala quedó alojada en su cráneo. Carlos Herrera| Niú
42. Las tiradoras también han sido símbolo de la rebelión cívica contra el Gobierno y una muestra de la lucha desigual contra policías y paramilitares armados que atacan sin piedad. Carlos Herrera| Niú
43. Luego de que estudiantes de la UNI se tomaran el recinto recibieron un ataque de paramilitares el 28 de mayo. Carlos Herrera| Niú
44. La entrada principal de la oficialista Radio Ya fue quemada tras un brutal enfrentamiento entre antimotines y estudiantes. Carlos Herrera| Niú
45. Los antimotines fueron desplegados en varios de los ataques durante estos cien días de protestas ciudadanas. Carlos Herrera| Niú
46. Las mujeres también han sido parte importante de la lucha ciudadana contra el Gobierno de Ortega y Murillo. Carlos Herrera| Niú
47. Las tiradoras han sido, junto a los morteros y piedras, el principal arma del pueblo contra los policías y paramilitares. Carlos Herrera| Niú
48. La abuela de “El Viper”, un joven que ahora se ha convertido en pieza clave del oficialismo, permaneció varios días en El Chipote exigiendo su liberación. Carlos Herrera| Niú
49. Fotografía tomada durante la marcha en honor a las madres de asesinados realizada el 30 de mayo. Al finalizar la manifestación en la que participaron miles de nicaragüenses un nuevo ataque y sorpresivo ataque dejó 20 muertos. Carlos Herrera| Niú
50. Miles participaron en la denominada “Madre de todas las marchas”, en la que llevaron flores para rendir homenaje a las mamás de todos los fallecidos desde el inicio de las protestas. Carlos Herrera| Niú
51. Durante las protestas, los manifestantes han denunciado la falta de atención en los hospitales públicos y han organizado una red de puestos médicos voluntarios para atender a los heridos. También algunos hospitales privados han brindado atención gratuita. Carlos Herrera| Niú
52. Muchas madres han tenido que buscar a sus hijos heridos en distintos centros médicos tras sufrir heridas de los policías y paramilitares. Carlos Herrera| Niú
53. Masaya, ha sido una de las ciudades con mayor resistencia al régimen de Ortega. Esta imagen de los enfrentamientos fue captada el pasado 2 de junio. Carlos Herrera| Niú
54. El Mercado de Artesanías de Masaya fue quemado tras uno de los enfrentamientos. Carlos Herrera| Niú
55. El sacerdote de Masaya, Edwin Román, junto a Álvaro Leiva, de la ANPDH, fueron mediadores en la liberación de varios detenidos, de ambos bandos durante los enfrentamientos. Carlos Herrera| Niú
56. El gobierno de Ortega envió a Masaya a uno sus más fieles jefes policiales. “¿Ya durmió comisionado Avellán'”, le preguntaban usando un megáfono desde las trincheras cercanas a la estación, donde permaneció atrincherado por varios días. Para su liberación, el Gobierno desplegó un fuerte dispositivo que dejó varios fallecidos. Carlos Herrera| Niú
57. Un hombre llora durante el entierro de Jorge Zepeda Carrión, asesinado en Masaya, por disparo de arma de fuego. Carlos Herrera| Niú
58. Los entierros en Masaya fueron acompañados de miles de personas, en una muestra de rabia y dolor ante los asesinatos. Carlos Herrera| Niú
59. Los ataúdes durante los entierros en Monimbó eran cargados por encima de las barricadas, armadas por los pobladores de Masaya para protegerse de los ataques de las fuerzas orteguistas. Carlos Herrera| Niú
60. En la mayoría de tranques y barricadas armadas en todo el país, la población autoconvocada cocinaba sus propios alimentos, la mayoría de veces donados por vecinos de la zona. Carlos Herrera| Niú
61. Médicos voluntarios en puestos de emergencia y gestión de donaciones de medicamentos se organizaron en distintas partes del país para brindar atención a los heridos. Carlos Herrera| Niú
62. Varios jóvenes con lanzamorteros y encapuchados se protegen durante un ataque el pasado 9 de junio en Masaya. Carlos Herrera| Niú
63. Dos jóvenes y una niña juegan en una barricada. Carlos Herrera| Niú
64. Entierro de Cristian Gutiérrez Ortega, de 63 años, asesinado de un disparo en el pecho realizado por un francotirador. Carlos Herrera| Niú
65. Población autoconvocada revisan a un grupo de jóvenes en tranque de Nindirí, por sospechas de ser fuerzas represivas del Gobierno. Carlos Herrera| Niú
66. Entierro de seis miembros de la familia Pavón que murieron en un incendio provocado por encapuchados en el barrio Carlos Marx en Managua. Entre los fallecidos estaba Mathías de cinco meses de nacido y Daryeris de dos años. Carlos Herrera| Niú
67. La familia Pavón despidió a sus familiares en un masivo entierro tras uno de los más despiadados asesinatos durante las protestas. Carlos Herrera| Niú
68. Anastacia Morales, de 93 años, esperó por varios días afuera de El Chipote que liberaran a su nieto Bernardo José Jarquín Urbina, de 27 años, detenido por la Policía Nacional y los paramilitares el 15 de junio en la zona de Multicentro Las Américas. Carlos Herrera| Niú
69. Movimiento autoconvocado Masaya durante un pronunciamiento en el que exigían al Ejército de Nicaragua pronunciarse ante la masacre y en el que plantearon la creación de un gobierno local. Carlos Herrera| Niú
70. Tras uno de los enfrentamientos en Masaya entre paramilitares del FSLN y manifestantes el 20 de junio, la población salió a las calles a pedir el cese a la represión. Un día después, los obispos como miembros de la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia llegaron a mediar. Carlos Herrera| Niú
71. Los miembros de la Conferencia Episcopal, fueron recibidos en Masaya, tras el clamor del pueblo cuando la Policía y fuerzas paramiliatares armados con fusiles de guerra, pretendían masacrar a la población el 21 de junio. Tras una procesión del Santísimo, el Cardenal Leopoldo Brenes y el Nuncio Apostólico Waldemar Stanislaw Sommertag, lograron convencer al comisionado Ramón Avellán de frenar la represión y liberar a los detenidos. Carlos Herrera| Niú
72. “Quiero hacerle un llamado al presidente Ortega y Rosario Murillo… ni un muerto más en Masaya”, dijo Monseñor Silvio Báez ante miles de pobladores de Masaya que salieron a las calles a exigir el cese a la represión el 21 de junio. Carlos Herrera| Niú
73. La población de distintas ciudades del país ha agradecido la mediación de la Iglesia Católica durante los 100 días de conflicto, a pesar de los ataques del Gobierno de Ortega a los líderes religiosos. Carlos Herrera| Niú
74. Paredes con señas visibles de disparos abundan por distintas partes del país, donde han atacado las fuerzas policiales y paramilitares de Ortega y Murillo. Carlos Herrera| Niú
75. Un joven sirve comida para los manifestantes en uno de los tranques ubicados en la carretera hacia Juigalpa. Carlos Herrera| Niú
76. Muchos de los manifestantes, a pesar de haber sido heridos, han asegurado que no descansarán hasta que Daniel Ortega deje el poder. Carlos Herrera| Niú
77. La comunidad LGTBIQ en Nicaragua convocó el 28 de junio a una marcha en apoyo a las protestas en contra el régimen Daniel Ortega y en solidaridad con los familiares de las víctimas de la masacre. Carlos Herrera| Niú
78. Miles participaron en la “Marcha de las Flores”, en honor a los niños que han sido asesinados durante las protestas, el 30 de junio. Al final de la marcha hubo un enfrentamiento entre manifestantes y supuestos tomatierras afines al Gobierno. Carlos Herrera| Niú
79. Los jóvenes se han defendido ante los ataques en diversas marchas en Managua y otras ciudades del país. Carlos Herrera| Niú
80. Decenas de altares en memoria de los caídos en la lucha cívica se han montado en toda Nicaragua. Carlos Herrera| Niú
81. La población de Jinotepe, Dolores y Diriamba mantuvo un tranque por varias semanas, en el que se retuvo a 205 furgones de carga internacional. Los ciudadanos de estas ciudades tuvieron que movilizarse caminando, en bicicleta o en moto. Carlos Herrera| Niú
82. Más de 250 tranques se levantaron en todo el país para protestar contra el Gobierno de Daniel Ortega. Carlos Herrera| Niú
83. Marvin López, de 40 años, sufrió quemaduras en diferentes partes del cuerpo, cuando un hombre llegó a agredir con ácido a personas que se manifestaban en el tranque de Boaco. Al menos 25 personas fueron afectadas por este ataque con ácido. Carlos Herrera| Niú
84. Cientos de personas han resultado heridas durante los ataques de fuerzas policiales y paramilitares en todo el país, como este joven de Matagalpa.Carlos Herrera| Niú
85. Fotografía de la mamá de Danny Ezequiel López Morales, de 21 años, uno de los cuatro jóvenes que murió en la “operación limpieza” que las fuerzas paramilitares ejecutaron la mañana del jueves 5 de julio, en Sutiaba. Carlos Herrera| Niú
87. Turbas orteguistas y paramilitares rodearon la Basílica Menor de San Sebastián en Diriamba atacando física y verbalmente a los obispos que mediarían para la liberación de nueve personas refugiadas en el templo.Carlos Herrera| Niú
88. Las turbas y paramilitrares ingresaron a la Basílica de Diriamba gritando “asesinos” a los obispos y sacerdotes. A la salida también golpearon y robaron a los periodistas de medios independientes.Carlos Herrera| Niú
89. La población nicaragüense ha retomado espacios de protesta en Managua y otras ciudades del país durante estos 100 días. Carlos Herrera| Niú
90. Las pintas, carteles y dibujos en las calles han sido otra forma de protesta de los ciudadanos que exigen la democratización de Nicaragua.Carlos Herrera| Niú
91. Población de Managua realizó un plantón, toda la noche, para exigir el cese al ataque a jóvenes que se mantenían atrincherados en la UNAN-Managua y que posteriormente se refugiaron en la Iglesia Divina Misericordia.Carlos Herrera| Niú
92. Estudiantes que se habían refugiado en la Iglesia Divina Misericordia se abrazan tras llegar a la Catedral de Managua tras el brutal ataque de más de 18 horas. Los estudiantes fueron liberados por gestiones de la Iglesia Católica y la CIDH. Carlos Herrera| Niú
93. Entierro de Gerald José Vásquez López, asesinado el sábado 14 de julio de un disparo en la cabeza en la Iglesia Divina Misericordia donde estaba refugiado luego que paramilitares atacaran la UNAN-Managua. Su madre encabezó el entierro gritando: “Era estudiante, no era delincuente”.Carlos Herrera| Niú
94. Los familiares y amigos de Gerald Vásquez lo enterraron con su traje típico, porque su pasión era la danza.Carlos Herrera| Niú
95. Plantón para exigir la liberación del líder campesino Medardo Mairena quien fue arrestado junto a su compañero Pedro Mena en las afueras de los juzgados de Managua. Carlos Herrera| Niú
96. Paramilitares afines a Daniel Ortega celebran en Masaya tras desmantelar los tranques en el heróico barrio de Monimbó, símbolo de la resistencia nicaragüense.Carlos Herrera| Niú
97. Población de Masaya entierra a unos de los fallecidos tras la masacre orteguista, mientras la ciudad permanece sitiada por paramilitares. Carlos Herrera| Niú
98. Una imagen de la celebración del 39 aniversario de la Revolución Sandinista, donde Daniel Ortega llegó y celebró a pesar del rechazo popular. “Daniel se queda”, es la nueva consigna del orteguismo que ha sido condenado a nivel internacional por la masacre.Carlos Herrera| Niú
99. Daniel Ortega ha acusado de “golpistas” a los nicaragüenses que protestan en las calles de Nicaragua. El mandatario mantiene que no renunciará, ni adelantará elecciones, a pesar del clamor popular que exige su renuncia.Carlos Herrera| Niú
100. La población sigue protestando en las calles, a 100 días del inicio de las protestas, a pesar de la brutal represión. Carlos Herrera| Niú