En pantalla

2021: Las únicas 12 mejores películas que pudiste ver en Nicaragua

De El Agente Topo a Nomadland. Nuestro crítico de cine, Juan Carlos Ampié, hace una selección de lo mejor del cine estrenado en este 2021.

     

¡Buenas noticias! Los reportes de la muerte de cine son infundados. Me refiero al séptimo arte. Este año, tenemos una muestra vital y diversa. Cine hecho por hombres y mujeres, de diferentes culturas y naciones, pero más importante aún, cine vital. Urgente. Que demanda ser visto.

Ahora, las malas noticias. Si sos un adulto con intereses que van más allá de los superhéroes, el cine, es decir, el espacio de exhibición teatral, no se programa pensando en vos. Productos eminentemente taquilleros dominan la cartelera. La tendencia global se agudiza en un mercado pequeño como Nicaragua. De hecho, nueve de las doce películas que incluyo en esta lista llegaron al país a través de servicios de ‘streaming’.

Gracias a Dios por el video. Pero al contemplar el esplendor de “West Side Story” en pantalla grande y con sonido envolvente, uno no puede hacer más que guardar duelo por las películas que nunca tendrán oportunidad de llegar ahí.

Resistirse es inútil. Ahorre para comprar la pantalla más grande que pueda, apague el teléfono y las luces, y haga de cuenta que la sala es su palacio personal de cine.

El Agente Topo

La cineasta chilena Maite Alberti usa como carnada el documental investigativo sensacionalista, para darnos una hermosa contemplación de hombres y mujeres tratando de mantenerse conectados a la humanidad en el ocaso de la vida. Un viudo jubilado es reclutado para investigar de incógnito un caso sospechoso de maltrato. Los únicos villanos que encuentra son el tiempo y la soledad.

Disponible en Netflix.

Another Round

La película de Thomas Vintenberg es una especie exótica: una comedia dramática para adultos. Mads Mikkelsen es un profesor de secundaria que junto con sus colegas y amigos íntimos, experimenta una teoría absurda sobre el consumo de alcohol: estar en el límite de la ebriedad te convierte en un hombre efectivo y feliz. ¿Qué puede salir mal? Pues, todo. Pero cualquier método es bueno, si se trata de revelarse contra las insatisfacciones de la mediana edad. La mortalidad y el júbilo coexisten es este retrato coral de hombres en crisis.

Disponible en Netflix.

The Disciple

Casi nadie se atreve a explorar el golfo que separa el impulso artístico del talento genuino. La película de Chaitanya Tamhane sigue a Sharad (Aditya Modak), discípulo de una misteriosa diva de la música clásica ‘hindustani’, luchando por trascender en el ejercicio de un arte enrarecido e insular. Aun en ese campo, las demandas del público y el mercado condicionan el éxito. ¿Pero qué es ser exitoso, a fin de cuentas? Esa es la pregunta que reverbera a lo largo del metraje de este drama contemplativo y espiritual.

Disponible en Netflix.

Passing

En la efervescencia del Renacimiento de Harlem en los años 20, dos amigas se reencuentran en extremos opuestos de una crisis existencial. Irene (Tessa Thompson) quiere pasar por ama de casa feliz entre los confines del coto doméstico y social. Clare (Ruth Negga) pasa por blanca y está casada con un hombre blanco que detesta a los negros. Pueden creer que están protegidas de los peores efectos del racismo en su burbuja de privilegio, pero están equivocadas. El enemigo está adentro. La actriz Rebeca Hall debuta como directora con una película misteriosa y elusiva a la vez. A pesar de trabajar dentro de la modesta escala de un filme independiente, presenta una visión del pasado vívida y expansiva.

Disponible en Netflix.

The Power of the Dog

Casi 30 años después de “El piano”, la directora australiana presenta su opuesto perfecto. Es un drama psicológico sexual, con ropaje de ‘western’. En un próspero rancho de Montana, las relaciones entre dos hermanos se tensan cuando uno se casa impulsivamente con una frágil viuda. El rudo y masculino Phil (Benedict Cumberbatch) proyecta su hostilidad hacia Pete, el hijo adolescente cuya fragilidad supone una riposta a su machismo fronterizo. Hay algo teatral en los despliegues de masculinidad, y a medida que la trama se tuerce por vericuetos misteriosos, descubrimos el porqué. La masculinidad tóxica puede ser un arma que se pueda usar contra quién la esgrime.

Disponible en Netflix.

The Last Duel

Ridley Scott nos trae una versión de ‘Rashomon’ para la era del #MeToo, vistiendo ropajes medievales. En la Francia de 1836, una dramática denuncia desencadena en el último duelo a muerte legalmente instituido. El noble Jean de Courrages (Matt Damon) acusa al caballero Joseph Le Gris (Adam Driver) de haber violado a su esposa, Marguerite (Jodie Comer). La historia se cuenta en tres capítulos consecutivos, cada uno desde el punto de vista de un personaje diferente. El resultado no es un tratado sobre cuán maleable es la verdad, sino cuán insidiosa es la complacencia egoísta de los hombres protegidos por el ‘statu quo’. No se confunda con la vana controversia desplegada en redes sociales. Esta película no es machista, sino todo lo contrario.

No Sudden Move

El crimen no paga, pero el capitalismo da crédito en este astuto thriller de Steven Soderbergh. Don Cheadle es un exconvicto que acepta el proverbial “trabajo final” que le permitirá retirarse a una vida normal. O al menos, eso es lo que él cree. Detroit en el pináculo de la bonanza automotriz es una incubadora de codicia y traición, aderezada por racismo y sueños rotos. Uno de los repartos más cargados del año incluye a Benicio del Toro, Julia Fox, Ray Liotta y Brendan Fraser. Mención aparte merece Amy Seimetz, como una ama de casa perfecta, que solo delata su tormento interno es un gesto.

Disponible en HBOMAX.

Nomadland

Una mujer pierde a su esposo, su trabajo y su casa de un solo golpe. En realidad, pierde a su pueblo entero, cuando la planta industrial que le sirve de ancla cierra sin mayor ceremonia. A la deriva, asume un estilo de vida nómada, convirtiendo una pequeña camioneta en casa rodante. El mito de la autodeterminación norteamericana y las realidades de la pobreza en el mundo desarrollado se funden en este retrato costumbrista, comandado por la actriz Frances McDormand.

The Souvenir

El drama autobiográfico de Joanna Hogg presenta la educación sentimental de una artista incipiente, en términos lapidarios. Honor Swinton Byrne es una joven de la clase alta, estudiando cine en el Londres de los tempranos años 80. Se enamora del carismático Anthony (Tom Burke), un empleado del servicio público con menos dinero, más facilidad de palabra y un insidioso problema de adicción a las drogas. Los privilegios materiales no equilibran la balanza. No hay un ápice de autocomplacencia, en esta descarnada observación de un amor tóxico que infecta ese período vulnerable en el que la juventud se transforma en madurez.

Disponible en Amazon Prime.

Sound of Metal

Riz Ahmed es magnético como un percusionista que cae en una espiral autodestructiva al perder la audición. El director Darius Marder crea un exuberante paisaje visual y aditivo, metiéndonos literalmente en la cabeza del personaje. Escuchamos lo que él escucha, tanto o tan poco así. Esta es una de esas raras películas sobre crisis médicas que no dora la píldora, y no trata de reconfortar con respuestas fáciles. La adicción y la sordera son flagelos implacables, y no se resuelven en un momento de catarsis.

Disponible en Amazon Prime.

Time

La epidemia de encarcelamiento criminal que se ensaña con los hombres jóvenes negros en Estados Unidos encuentra un testimonio de devastadora inmediatez emocional en el documental de Garret Bradley. La película registra los esfuerzos de Sybil “Fox” Rich, una mujer que lucha por desarrollarse profesionalmente, criar a sus seis hijos y sacar a su esposo de la cárcel. Películas caseras se mezclan con las imágenes documentales del presente, creando un emotivo mosaico que reconstruye el tiempo perdido ante nuestros ojos. Entre líneas queda clara la dimensión de lo que han perdido.

Disponible en Amazon Prime.

West Side Story

Steven Spielberg cumple su promesa de hacer un musical, con un ‘remake’ que no sabíamos qué necesitábamos. 60 años después del estreno de la monumental película de Robert Wise, nos llega su propia versión de esta especie de “Romeo y Julieta” en el fuego cruzado de una guerra racial entre pandillas juveniles. El guion adaptado por Tony Kushner actualiza la trama a la sensibilidad moderna sin que parezca un ejercicio mercenario de rectitud política, mientras que el director filma los números musicales con un vigor que demanda la pantalla grande. Cine puro y duro. Puntos extra por reclutar a Rita Moreno y darle un nuevo personaje, que funciona como la conciencia y el corazón de la película. Denle otro Óscar, ya.