Música

Artistas emergentes representan a Nicaragua en viaje por Centroamérica

Veroska y el Grupo Forte fueron seleccionados por el Centro Cultural de España en Nicaragua, para representar al país en el Festival del Proyecto Emerge en El Salvador y Guatemala.

     

Trabajar y vivir de la música es posible, y en medio de una crisis sociopolítica también. Así lo propone Salvador Espinoza, promotor del Festival Proyecto Emerge, que impulsa a artistas emergentes en el panorama musical nacional y centroamericano para colocarlos a través de medios y eventos. Los artistas nicaragüenses Veroska y Forte lo descubrirán en los próximos días, cuando viajen a Guatemala y El Salvador para ser parte de esta iniciativa.

El Proyecto Emerge es parte del programa de “Innovación, creatividad artística y emprendimiento cultural” del Centro Cultural de España en Nicaragua. Esta es la sexta edición del proyecto, y debido a la crisis que vive Nicaragua, el proyecto ha tenido que migrar sus eventos a los países centroamericanos.

El Grupo Forte fue seleccionado en la categoría de banda y viajará del 6 al 9 de diciembre a El Salvador; mientras la cantante de rap Veroska viajará el 31 de enero a Guatemala. Esta es la primera vez que los artistas seleccionados en la sexta edición del Proyecto Emerge tocarán frente al público.

“El rap también es para mujeres”

“Veroska, la nena insoportable” es su nombre artístico, y fue seleccionada para representar a Nicaragua en la categoría de Hip-Hop, el 31 de enero de 2019, en Guatemala. Para Veroska no ha sido fácil entrar a la mundo del rap, pero no se ha detenido. “Me gusta darle en la cara a aquellos que dicen que no puedo, porque aquí estoy”, afirma.

“Veroska” se inclinó al rap porque es el género más sincero, más consciente, afirma. | Cortesía | Niú

Veroska cuenta que se enteró de la convocatoria por medio de una amiga, y que se animó a participar sin saber que sería seleccionada como una de las ganadoras. “Jamás había participado en algo así, en el rap yo era una más, cuando gané y me dijeron que iba a representar a Nicaragua en Guatemala, quedé en shock”, asegura la rapera.

La artista rapea desde hace tres años, pero fue a los siete años que entró al mundo de la música de la mano de su papá. “Empecé cantando rancheras con mi papá, cantábamos en los cultos, donde se pudiera”, recuerda.

Desde pequeña, afirma, le apasionó la música y aprendió a tocar guitarra de manera autodidacta. También empezó a escribir sus propias canciones y poemas, pero sintió que necesitaba algo más. “Quería hacer algo más espeso, que dijera la realidad, quería que las personas se identificaran con mis letras y me incliné al rap porque es un género más sincero, más consciente”, valora.

Abrirse espacio en el rap

El mundo del rap ha sido difícil para Veroska, porque asegura que es muy competitivo. “Es una industria creada solo para los hombres, las raperas ronpemos con ese “rol”. Le damos en la cara a todas las personas que dicen que solo es para hombres”, estima.

“El rap que las mujeres hacemos no solo es rap de rimas y más rimas, hacemos rap que hace conciencia y que te pueda transmitir algo”, compara.


Afirma que sus letras hablan de la realidad, de lo que le rodea. Para ella, si algo tiene potencial para hacerlo rap, lo hace y sino busca la manera de lograrlo. “Me gusta que la gente se identifique con mis letras, en una letra te puedo hablar de femicidio y en otra de una historia que me contaron, así es el rap”, detalla.

Veroska tampoco cuenta con el apoyo de su familia, pero asegura que eso no la desanima y se autodenomina como una “mujer independiente”. “Mi familia no apoya la música, pero es algo que me apasiona y está en mi, no puedo dejarlo”, confiesa.

Esta es la primera vez que Veroska saldrá del país y está orgullosa de que sea para representar a las mujeres en el rap. Luego de este festival, la artista planea ampliar sus contactos y hacer música con artistas de otros países. “Ese concierto va a ser como un trampolín, deseo poder hacer uniones con artistas de países, espero que este trampolín sea el inicio del camino indicado para salir adelante”, expresa.

“Aplicamos sin saber que ganaríamos”

El Grupo Forte surgió hace un año, integrado por cuatro mujeres y dos hombres. “El grupo inició siendo solo de mujeres, pero debido a la crisis y a que nos hacía falta talento humano decidimos incorporar a dos hombres al grupo”, explica María Luisa Gonzáles, trompetista del grupo.

Grupo Forte surgió hace un año y ha hecho presentaciones en eventos privados. | Cortesía | Niú

Rosario Nicaragua, vocalista del grupo musical, afirma que no estaba entre sus planes entrar a la convocatoria del Proyecto Emerge, sin embargo enviaron la aplicación y “sin querer” el Grupo Forte quedó seleccionado para representar a Nicaragua en El Salvador.

“Nos dimos cuenta de la convocatoria a través de las redes sociales, la convocatoria ya estaba apunto de cerrarse y como grupo nos decidimos, enviamos la aplicación y quedamos seleccionados”, afirmó la vocalista.

Para el Grupo Forte ha sido difícil poder producir canciones debido a la crisis sociopolítica que vive el país. Sin embargo, afirman que eso no los detiene para seguir haciendo lo que les apasiona: la música. “Nosotros siempre decimos que tenemos que salir adelante, y utilizamos el contexto para la lírica de nuestras canciones, nos sirve de inspiración, pero también le cantamos al amor, y al desamor”, afirma el grupo de artistas.

El debut frente a un público centroamericano

Esta también es la primera vez que el Grupo Forte realiza un viaje para un concierto fuera del país. “Antes solo nos reuníamos para tocar en eventos privados. Jamás nos imaginamos que esta sería nuestra oportunidad de debutar fuera”, afirma la trompetista del grupo musical.

Entre risas, las integrantes del grupo, expresaron que antes de este proyecto para artistas emergentes, solo se reunían para “matar chivitos”. “Esa es una frase que se utiliza mucho entre los artistas, es cuando aparte de tu trabajo haces un trabajito de más, entonces nosotros solo hacíamos “chivitos”, confiesa Rosario Nicaragua.

Grupo Forte quiere crear nuevos ritmos que emocionen a las personas que los escuchan | Cortesía | Niú

El grupo disfruta de las nuevas experiencias. Pasaron de tener una sola canción propia, a producir cinco canciones en solo dos meses. “Ha sido un trabajo en conjunto muy bonito, entre todos los integrantes intentamos crear una canción, cuando vimos ya teníamos cinco”, afirma la vocalista.

El Grupo Forte afirma que esta será la “experiencia de su vida” y que están dispuestos a seguir trabajando como grupo luego de volver de El Salvador. El grupo espera que a las personas les guste su música, y desean seguir proyectándose dentro y fuera de Nicaragua.