Innovación

“Codornic”, el emprendimiento que una joven nica inició para mejorar la salud de su mamá
Codornic
Foto: Cortesía

Valodia Flores, de 32 años, es la única nicaragüense escogida por el programa Lead Mujer, que promueve a mujeres emprendedoras en Centroamérica

     

En 2017, a la mamá de Valodia Flores le recomendaron incluir en su dieta diaria el huevo de codorniz para contrarrestar los efectos de la hipertensión y la diabetes. En ese entonces, una cajilla de huevo de codorniz en Nicaragua costaba 210 córdobas, un precio impagable para Valodia y su madre, originarias de Estelí. En ese problema, la joven identificó una oportunidad de negocios, y así nació “Codornic”: huevo de codorniz Nicaragua.

Gracias a su emprendimiento, Flores logró que el precio inicial del huevo de codorniz disminuyera en el país. Actualmente una cajilla de 24 unidades cuesta 95 córdobas, en promedio. Sin embargo los huevos de Codornic pueden encontrarse en los supermercados a 75 córdobas por cajilla; una gran diferencia en comparación al precio de 2017.

El emprendimiento de Valodia, en el que también participan su mamá, su hermano y su esposo, arrancó como un pequeño negocio con 40 aves criadas en el patio de la casa de la mamá de Valodia. Actualmente posee una granja en una propiedad familiar ubicada en el kilómetro 36.5 de la Carretera Nueva León, la cual fue certificada como una “granja modelo”, en el rubro de los huevos de codornices, por Ministerio de Economía Familiar, Comunitaria, Cooperativa y Asociativa de Nicaragua.

Apenas con tres años, este negocio ha conseguido la anhelada sustentabilidad, con la que sueñan muchos. Codornic, además genera siete puestos de trabajo. Y ahora, las primeras 40 aves de aquel entonces, se multiplicaron a 3800; con una producción estimada de 1300 huevos por día y 39 000 huevos por mes, distribuidos en 21 puntos de ventas solamente en Managua. 

Oportunidades en medio de las crisis

Codornic despegó oficialmente en 2018, y la crisis sociopolítica de Nicaragua le impidió colocar su producción en el mercado local y llevar a cabo acuerdos de venta con los supermercados. La llegada de la covid-19, en 2020, dificultó aún más la situación, pero Valodia confirmó que la crisis también puede significar “una oportunidad”.

La pandemia aumentó la demanda de huevos de codorniz entre personas que buscan alimentos con alto contenido proteínico. Y ante el autoconfinamiento y las medidas de distanciamiento físico para prevenir el contagio, Valodia se enfocó en el uso de las redes sociales para continuar operando y se asoció con un servicio de delivery para garantizar la entrega de los pedidos.

Valodia explica que, para garantizar el bienestar de clientes y colaboradores, cada huevo que sale de la granja pasa por un proceso de desinfección, al igual que cada empaque antes y después de ser sellado, un proceso que ha exigido mayor inversión y esfuerzos.

Codornic
Foto: Cortesía

“A veces siento que estás a prueba todo el tiempo”, reflexiona Flores, y con eso también se refiere a los prejuicios de género que ha tenido que enfrentar en este rubro. Su respuesta es enfrentar cada día con dedicación, aprendizaje y años de trabajo duro.

“Cuesta mucho creer que una mujer sea la que está punteando en la producción, pero tengo un posicionamiento (en el mercado)”, comenta la joven emprendedora sobre su reconocimiento en el sector. “En el varón no se apuesta, se da por hecho, he sentido (eso) de unos sectores”, comenta tras agregar que con su trabajo ha logrado que hoy “apuestan por mí”, subraya.

Mujer líder: Organizaciones notaron su esfuerzo

Debido a la buena producción que ha tenido en los últimos años, Flores fue la única nicaragüense seleccionada entre un grupo de 10 mujeres centroamericanas para participar en el programa Lead Mujer, una iniciativa del INCAE y Mastercard

Este es un programa que nació para impulsar y promover el liderazgo, el emprendimiento y empoderamiento de las  mujeres en la región. La plataforma brinda a las emprendedoras tutorías, acceso a “fondos semilla” y networking, todo esto con el fin de acelerar o hacer crecer sus negocios.

“Nunca pensé que iba a ser yo la seleccionada de Nicaragua, porque cuando ves las ventas brutas había proyectos que tenían casi diez veces las ventas mías”, celebra la emprendedora.

Junto a Codornic, el programa ﹣que este año llega a su tercera edición﹣apoya a emprendimientos de alimentos, robótica e inteligencia artificial, marketing digital, cervezas artesanales, creación de cuero a partir de piel de pescado y chocolate.

Foto: Cortesía

“Me hace sentir que estoy haciendo lo correcto. Hay proyectos que nacen para hacer utilidades de verdad. Mi proyecto no es una oenegé, yo estoy clara de eso, pero tampoco es un proyecto sin un enfoque social y ambiental. Para mí, compartir conocimiento es parte de la visión”, destaca.

Valodia considera que estar en la primera línea de producción en el agro, le permite “llegar realmente a familias cuyo promedio de ingreso está en el salario mínimo”.

El apoyo directo que ha dado el programa al negocio de Flores, consiste en capacitaciones con docentes del INCAE. Esto le ha permitido mejorar sus estrategias de negocios y ampliar su visión sobre su posicionamiento empresarial para los próximos años. Así mismo le asesoraron por casi siete meses para ayudarle a pulir su plan de ventas, de manera que pudiera consolidar su emprendimiento.

El proyecto de Codornic: educar sobre los beneficios

Como parte del programa, el INCAE y Mastercard escogerán a los cinco mejores proyectos y las emprendedoras tendrán que presentarlo en Costa Rica frente a un panel evaluador de posibles inversionistas. El premio para el primer lugar es de 7500 dólares, 5000 para el segundo y 2500 para el tercer lugar.

Valodia admite que aún tiene mucho camino por delante y que por el momento su enfoque es pasar a esa siguiente ronda del programa Lead Mujer y representar el trabajo que realizan las emprendedoras nicaragüenses a nivel internacional.

Pero el trabajo de Flores y su negocio no terminan en la producción. El principal objetivo por el que inició, que fue mejorar la salud de su mamá, sigue vigente. Ella asegura estar convencida de que así como los beneficios de los huevos de codorniz, ayudaron a su familia, también pueden ayudar a más familias nicaragüenses.

Codornic
Foto: Cortesía

Los huevos de codorniz tienen propiedades curativas para las enfermedades respiratorias, los riñones y la anemia, y también mejoran la salud del corazón, según una publicación del diario español El Confidencial, que resume entre otros beneficios cómo ayudan a combatir la insuficiencia renal, la anemia, reducen la presión arterial, mejoran el metabolismo y contienen menos carbohidratos y más proteínas.

Estos son parte de los datos que comparte Valodia en sus redes sociales como forma de introducir el producto y enseñar a las familias nicaragüenses sobre los beneficios de este alimento. 

En Paralelo, el chef Juan Carlos Gutiérrez los apoya elaborando recetas de cocina a base de huevos de codorniz en el programa televisivo Noches con Sabor, transmitido en VosTV. 

Valodia quiere continuar generando empleos y apoyando a familias nicaragüenses. También espera renovar su imagen y presentación, ofrecer un recetario de cocina, consolidar su red de distribución en los mercados locales y en un futuro, exportarlo a otros países.