Blogs

¿Cómo cambiar tu mentalidad financiera?
Mentalidad financiera
Ilustración: Staff Niú

Hay un largo camino para empezar a cambiar tu mentalidad financiera, conocé cómo con este artículo de Plata con Plática.

     
  • Edelma Reyes | Plata con Plática
  • 26 de febrero 2022

Sin caer en discursos “clichés”, este artículo pretende desmontar algunos mitos que hay detrás del dinero, que te impiden cambiar la forma en que lo percibís y administrás.

Aunque no lo parezca, las finanzas personales son más que números, de hecho está más relacionado a tu mente y tus emociones, que a las matemáticas como tal.

Hay un largo camino para empezar a cambiar tu mentalidad financiera, el hecho que estés leyendo este artículo es un buen comienzo.

Empecemos por dejar claro que por mentalidad financiera nos referimos a las creencias y pensamientos que tenemos con respecto al dinero, algunas aprendidas desde la infancia, que nos ayudan tomar decisiones financieras cada día y nos pueden conducir a la quiebra o a la riqueza.

Autores como Robert Kiyosaki, best seller y empresario estadounidense, lo deja claro con su frase: “El activo más poderoso con el que contamos es nuestra mente”.

Para ayudarte en ese camino hacia una mentalidad financiera más abundante, te compartimos un paso a paso que te permitirá vivir saludablemente con tus finanzas. Pero ojo, la acción la ponés vos, pues nadie más puede hacer ese trabajo.

¿El dinero es malo?

El primer punto es bien importante, pues está relacionado con el propósito que tiene cada persona para ganar dinero y tener una vida financiera estable.

Debemos desmontar el mito de que el dinero está relacionado con personas egoístas, ambiciosas o malas. Tantas novelas y películas nos han transmitido la idea de que “tienen dinero quienes lo han conseguido de formas turbias y sólo los pobres son personas nobles y buenas”.

Buscar más ingresos o en general llevar una vida financiera saludable te ayuda a cumplir tus propósitos de vida.

Podrías vivir una vida más tranquila sin la presión de las deudas, o manteniendo los suficientes ingresos para darle una mejor vida a tus hijos. Entonces el dinero no es lo más importante, pero sí es un vehículo –no el fin– que te ayudará a cumplir con las cosas que te hacen feliz.

Entendé tu mente

Todo empieza con una actitud reflexiva hacia dentro, a tus pensamientos y sentimientos. Por ejemplo, si tenés problemas en equilibrar tus gastos e ingresos, preguntate:

Mentalidad financiera

Educate

Lo hemos dicho antes, el activo más importante sos vos. Por eso, detrás de nuestros productos de educación financiera el propósito es siempre ayudarte a crecer en tus finanzas personales y las de tu negocio, brindarte cursos y compartirte el conocimiento de otros expertos.

Preguntate, ¿sobre qué necesito aprender? ¿Son tu talón de aquiles las finanzas de tu negocio? ¿Es tu impulsividad con las compras o las decisiones? Empezá al menos enlistando tres temas.

Tomá acción

Este paso nadie más puede hacerlo, sólo vos.

Aunque entendás lo importante que es gastar menos de lo que ganás, o toda la teoría sobre inversión y ahorro, si esa información no te lleva a tomar acción, entonces de nada sirve.

Empezá con baby steps. Siempre uno es mejor que cero. ¿Soy muy impulsivo o impulsiva con las compras o tus decisiones? Invertí en cursos que te ayuden a controlar tus gastos, de hecho en el curso Curso: Tomá control de tu dinero que tenemos disponible en Plata Con Plática, con el que podrás entender tus emociones y controlar el gasto.

También podrías tomar sesiones de terapia que te ayuden a sanar y crecer personalmente, a largo plazo esto te llevará a cambiar los discursos que te contás a vos misma, y por tanto a tomar mejores decisiones no sólo financieras.

Adicional puede que tu mentalidad financiera esté limitada por tu entorno. Acercarte a personas que llevan una vida similar a la que vos te gustaría construir te dará luz sobre cómo lograrlo. Sin ánimos de imitar sino de nutrirte. Y si es el caso, alejate de aquellos que sólo te provoquen llevar una vida de apariencias y despilfarro.

Creá hábitos

La repetición de una acción es lo que te llevará a incluirla en tu rutina, seguramente cada vez será más fácil.

No te vamos a hablar de un tiempo determinado para crear un hábito, pero sí de que es necesaria la disciplina y la constancia, estas te permitirán hacer acciones como ahorrar, casi de forma automática, pues la idea es que los hábitos financieros positivos sean parte de tu vida.

La suma de cada uno, es lo que te llevará a cambiar tu mentalidad financiera a largo plazo, y pasarás de añorar la próxima quincena por falta de dinero, a establecer un presupuesto, administrar mejor tu dinero y convertirlo en tu vehículo que te ayudará a recorrer el camino hacia la vida que querés.

*Este artículo fue publicado originalmente publicado en el blog: Plata con Plática