Estilo

Compras en línea en Black Friday: Cuatro consejos para no ser víctima de estafa
Black Friday compras en línea
Foto: Agencias | Niú

El Black Friday y la búsqueda constante de ofertas, puede representar riesgos para tu seguridad digital. Te compartimos algunas recomendaciones para que compres en línea de forma segura.

     

La temporada de promociones y la búsqueda de las mejores ofertas en Black Friday, ha generado un crecimiento también en las compras online, pero a su vez, los fraudes y estafas han crecido, aprovechándose de esta situación. Los cibercriminales no dejan pasar la oportunidad que suponen estas fechas para lanzar campañas maliciosas que buscan desde comprometer los equipos con malware, hasta robar datos confidenciales para cometer fraude de identidad o vender la información en la dark web, alertó ESET, compañía dedicada a la detección proactiva de amenazas.

“Afortunadamente, los usuarios podemos reducir las posibilidades de caer en estafas o ser víctimas de robo de información, siendo conscientes de que los fraudes estarán circulando. Esto requiere que tengamos una buena dosis de precaución y que reforcemos la seguridad de nuestros dispositivos teniendo presente algunas buenas prácticas de seguridad”, menciona Camilo Gutiérrez Amaya, jefe del Laboratorio de Investigación de ESET Latinoamérica.

En Revista Niú, te compartimos algunos consejos y recomendaciones que ha recopilado ESET para que realices tus compras en línea de forma segura.

1. Conectarse de forma segura

Lo primero que se debe tener presente al realizar compras online es utilizar una conexión a Internet segura. Lo mejor es limitar las compras online a conexiones a Internet seguras y familiares, ya sea los datos móviles o a través de la red Wi-Fi del hogar. Para mantener segura la red hogareña, el primer paso es modificar la configuración de seguridad del router desde su instalación.

Debido a que hay muchos riesgos asociados a las redes Wi-Fi públicas, a la hora de realizar cualquier tipo de operación que implique ingresar datos confidenciales, como información de pago, es preferible evitarlas. Si pese a estas recomendaciones aún se desea comprar conectándose a una red pública, es clave asegurarse de utilizar una red privada virtual (VPN) a la hora de conectarse para proteger el tráfico y hacer las compras de manera segura.

2. Asegurar los dispositivos

Como probablemente las compras se realicen desde un smartphone la seguridad debería ser una obviedad. Sin embargo, una cantidad significativa de personas todavía considera que su smartphone es solo un teléfono y no una computadora de bolsillo que se lleva todos los días y que se utiliza para llevar adelante todo tipo de tareas. Dicho esto, muchos subestiman la cantidad de datos personales almacenados en sus dispositivos, que van desde fotos e información personal hasta tarjetas de pago almacenadas en sus billeteras electrónicas que utilizan para pagar sus compras.

Por lo tanto, estos dispositivos también deben estar protegidos. Ahí es donde entra en juego una solución de seguridad de buena reputación, ya que este tipo de tecnologías están muy bien preparadas para proteger los dispositivo contra todo tipo de malware, así como para proteger de actividades maliciosas llevadas a cabo por actores de amenazas, como pueden ser ataques de phishing o envío de enlaces maliciosos. También se debes considerar proteger el dispositivo con pantallas de bloqueo que combinen bloqueo biométrico y frases de contraseña.

3. Proteger los pagos

También debe pensar en proteger los métodos de pago que se elija usar a través de una solución de seguridad confiable en el dispositivo. Las soluciones bien equipadas generalmente cuentan con una función de protección para pagos que añade una capa adicional de protección para sus aplicaciones bancarias y de pago. Esto protege de cualquier estafador que intente interceptar la información de pago, ya sea en forma de campañas de phishing u otras amenazas.

Esta función de protección de pagos protegerá tanto las aplicaciones bancarias como las de pago contra aplicaciones maliciosas que puedan haber infectado un dispositivo, y también evitando que reemplacen información o que lean información de la pantalla de una aplicación protegida. Además, gracias a esta función se podrán añadir aplicaciones que el usuario considere que deberían estar protegidas por esta capa adicional de seguridad. Otra característica de seguridad complementaria que debe utilizarse siempre que se trate de un pago es la autenticación en dos pasos, preferiblemente mediante una aplicación de autenticación o un token de seguridad.

4. Evitar las estafas

Fechas como BlackFriday o CyberMonday suelen estar llenas de ofertas de todo tipo y es un momento en el cual los compradores están más atentos que nunca a las ofertas. Sin embargo, no se debe perder de vista que también es la época favorita del año para estafadores que confían en que los consumidores bajan la guardia. Sin embargo, una cosa que resiste la prueba del tiempo es la regla que se repite a menudo y que dice: si algo suena demasiado bueno para ser verdad, generalmente no lo es.

Entonces, al cruzar anuncios molestos o sitios repletos de publicidad en forma de pop-up que ofrecen descuentos del 90% para marcas de lujo, probablemente se debería evitarlos. Al hacer clic en ellos, es posible que el usuario sea redirigido a un sitio web falso o en el cual se suplante la identidad de una marca reconocida para intentar recopilar se información confidencial, incluidos los datos de pago, o que lleve a descargar malware en el dispositivo. De cualquier manera, el único que obtendrá una ganga será el estafador. Para evitar ser víctima de este tipo de estafas, la mejor opción es limitarte a tiendas legítimas y plataformas autorizadas en las que se pueda confiar.

Lo más importante de todo en este Black Friday, Cyber Monday u otras iniciativas similares es mantenerse alerta y no bajar la guardia. Prestar atención a las señales más comunes que permiten identificar que estamos ante una estafa, como anuncios mal escritos y tiendas dudosas que pueden parecer reales a primera vista, pero que una vez que son examinadas con detenimiento se puede dar cuenta que son falsas.

“Y no olvides aplicar otras prácticas fundamentales de lo que se conoce como higiene cibernética, como mantener tu dispositivo y sistemas operativos actualizados con los últimos parches de seguridad, tener tus dispositivos protegidos con funciones de seguridad integradas y software de seguridad, utilizar frases de contraseñas y habilitar la autenticación en dos pasos. Todo esto podría hacer que la temporada de compras sea más segura y agradable y que reduzcas considerablemente las posibilidades de sufrir un dolor de cabeza provocado por una estafa”, concluye Gutiérrez Amaya.