En pantalla

Despacho desde #Sundance 2022: Niveles de desesperación
#Sundance 2022 cine independiente

Aunque a Hollywood ya no le interese el cine independiente, Juan Carlos Ampié continúa trayendo las mejores recomendaciones desde el festival

Hasta en las peores películas se puede encontrar momentos de gracia. Y usualmente, estos corren por cuenta de los actores. Afortunadamente, la mayoría de las películas que he visto hacen gala de un nivel de calidad tal, que no se siente que uno busca diamantes en el fango.

También se hace evidente que con Hollywood concentrado en superhéroes y filmes animados, los actores deben migrar al cine independiente para encontrar papeles retadores. Películas que funcionarían bien en las programaciones de los estudios en el pasado reciente, ahora son rarezas que solo encuentran espacio en este mercado especializado. Disfrutémoslas, mientras se sigan haciendo.

892

#Sundance 2022 cine independiente

John Boyega, una de las estrellas más brillantes de la última trilogía de “Star Wars”, es virtualmente irreconocible en este thriller de inesperado poder. El actor británico interpreta a un veterano de guerra en el límite de la pobreza, cuando el cheque de su pensión es retenido por un error burocrático. Desesperado, se presenta en una sucursal de banco, asegurando portar una bomba en su mochila. Amenaza con detonarla si no le pagan su dinero. Nicole Beharie (Miss Juneteenth) y Selenis Leyva (Gloria en “Orange is the New Black”) son las empleadas convertidas en rehenes. Michael Kenneth Williams (The Wire) es el agente del FBI que trata de negociar su rendición. Connie Britton (The White Lotus) es una periodista de TV, manteniendo el pulso de la situación vía telefónica.

La película de Abi Damaris Corbin pertenece a un linaje especial de Sundance: el proyecto de origen independiente bendecido por la presencia de estrellas consagradas. Sin embargo, no descansa sobre estos laureles. El guion acreditado a la directora y a Kwame Kwei-Armah es inteligente a la hora de considerar a sus personajes como algo más que piezas circunstanciales en una situación límite. Más que explotar una tragedia para minar suspenso, contempla a un grupo de seres humanos, unidos circunstancialmente, tratando de hacer lo mejor posible en una tragedia incipiente que corre contra reloj.

Todos los actores son excelentes, en particular Beharie. La película también se distingue por ser uno de los últimos filmes que Michael Kenneth Williams completó antes de morir prematuramente en 2021.

Dual

#Sundance 2022 cine independiente

La actriz escocesa Karen Gillian podrá haber conquistado reconocimiento por su trabajo en franquicias taquilleras como “Jumanji” y “Guardianes de la Galaxia”, pero es virtualmente irreconocible en “Dual”, y eso es algo bueno.

La película de Riley Sterns le ofrece no uno, sino con dos papeles notables. Ella es Sarah, una joven aquejada por una enfermedad terminal. Con poco tiempo de vida, decide contratar un servicio que fabrica un clon para que ocupe tu lugar entre tus seres queridos. Al recuperarse milagrosamente, Sarah y su doble terminan enfrascadas en una competencia mediatizada a muerte. Solo una puede vivir, y quién sobrevive se decide en un duelo televisado.

Este ejercicio de ciencia ficción se siente como si Charlie Kauffman trabajara con bajo presupuesto. Pero la modestia de sus recursos materiales sirve para anclar su distopía en una realidad inmediata y reconocible. Gillian es fantástica en su doble papel. Aaron Paul (Breaking Bad) es el entrenador de descuento que le ayuda a prepararse a la Sarah Original) para su cita con el destino. No se sienta culpable por esperar un romance. Parte de la agenda de la película es crear anticipación, solo para frustrarla. Nunca más acertadamente, que en su irónico desenlace.

Nanny

El fantástico largometraje debut de Nikyatu Jusu es un estudio de personalidad sobre una joven migrante africana tratando de reconstruir su vida en el Nueva York contemporáneo. Aisha (Anna Diop) consigue trabajar como niñera para una pareja de blancos acomodados. Amy (Michelle Monaghan) y Adam (Morgan Spector) tienen toda la apariencia de progresistas iluminados. Pero pronto, los abrazos y la pretensión de amistad dan lugar a pagos retrasados y hostilidad pasiva-agresiva. Mientras tanto, el costo emocional del desarraigo empieza a pasarle la cuenta a Aisha. El sueño de traer a su pequeño hijo desde Senegal, y reconstruir su familia, se ve en peligro.

El migrante no solo trae consigo su cuerpo, su fuerza para trabajar y su necesidad. También trae su cultura. Jusu abre su película a la vida interna de Aisha. Sus anhelos y temores se manifiestan en visiones informadas por la espiritualidad africana. El desenlace puede sentirse un poco abrupto, pero tiene una cualidad inexorable que imprime genuino impacto emocional. Es una de las mejores películas del festival.

Resurrection

#Sundance 2022 cine independiente

Y esta es una de las peores. O quizás, sea una de esas películas tan malas que se vuelven buenas. Rebeca Hall es Margaret, una brillante ejecutiva farmacéutica. Tiene un trabajo bien remunerado y un lindo apartamento. También un amante subalterno en un escritorio cercano (Michael Esper), que puede convocar para sesiones de sexo sin compromisos. Claro, siempre y cuando no está cuidando de Abbie (Grace Kaufman), su precoz hija adolescente.

La perfección de Margaret se hace pedazos cuando una figura del pasado irrumpe en su vida. Es un hombre maduro, con una enervante familiaridad con ella. Que sea interpretado por Tim Roth nos anuncia que nada bueno puede haber entre ellos. Mi código de ética me impide revelar más sobre la trama. Huelga decir que la película no falla por la calidad del secreto que los une. Hay una larga tradición en la ficción, de usar el horror hasta extremos absurdos para cristalizar traumas humanos. El problema está en la esterilidad de su visión, y la incapacidad de los cineastas para establecer algún grado de coherencia práctica entre las implicaciones de la revelación y la realidad que los personajes habitan.

Si algo puede salvarse, es la actuación de Hall. La pieza central es un extenso monólogo en el que explica su pasado con el sujeto. La escena se filma en una sola toma, sin cortes, que dura varios minutos. Es un brillante ejercicio de puro arte interpretativo, trabajando con material de descuento.