Estilo

Diez noticias falsas del régimen Ortega Murillo

La población nicaragüense ha denunciado varios intentos de manipulación del aparato gubernamental. Niú te cuenta sobre algunos. ¿Vos cuál agregarías?

El 15 de marzo pasado decenas de periodistas siguieron, por más de dos horas, un bus amarillo con cortinas en las ventanas, en el que supuestamente trasladaban presos políticos a sus casas, pero que al llegar a León se descubrió que quienes gritaban consignas eran trabajadores del Sistema Penitenciario.

Este fue uno de varios engaños y teatros que ha hecho la dictadura de Daniel Ortega en el último año para perturbar la lucha cívica que surgió el 18 de abril de 2018. Niú preparó un recuento de los casos que han quedado al descubierto e incluso el caso en el que Ortega niega a nivel internacional la existencia de paramilitares aun viendo una foto de ellos.

El falso secuestro de Telémaco

La noche del 22 de abril de 2018, una noticia de última hora anunciaba que Telémaco Talavera, presidente del Consejo Nacional de Universidades (CNU), había sido secuestrado por los estudiantes que estaban atrincherados en la Universidad Politécnica. Según la información que compartían los medios oficialistas, a Talavera lo habían llevado a un aula y estuvo allí amenazado. Sin embargo, el mismo declaró que había llegado a esa universidad a dejar ayuda humanitaria y que al constatar que no había heridos decidió irse.

Asimismo, circuló un video en el cual el padre Mykel Monterrey desmentía el supuesto secuestro. “No está secuestrado que no se dejen engañar por ningún medio que quiera dar información falsa”, aseguró.

La madre y esposa falsa

Un mes después que el adolescente Carlos Bonilla fue asesinado durante las protestas de abril, circuló en los medios oficialistas un video en el cual una mujer entre lágrimas aseguraba que estaban usando la imagen de su hijo (refiriéndose a una foto de Carlos) para elevar la cifra de muertos a causa de la represión policial. Según la mujer, de la cual no se volvió a saber nada, su hijo estaba vivo y pedía que dejaran de utilizar su imagen. Sin embargo, un día después que se viralizó el video, los padres de Bonilla la desmintieron y exigieron respeto al dolor que estaban viviendo.

En septiembre del año pasado se repitió ese guion, cuando el dictador Daniel Ortega le entregó un grado póstumo a una mujer que se hizo pasar como la esposa del oficial de la Policía, Faber López, quien murió 48 horas después de haber solicitado su baja.

¿En qué ruta venia?

Hasta ahora se desconoce cuál era la ruta que supuestamente secuestraron, en mayo del año pasado, un grupo de estudiantes atrincherados de la Upoli. Según entrevistas que hicieron los medios oficialistas, cuando esos “pandilleros financiados por la derecha” detuvieron el bus, amenazaron con matar a todos los pasajeros. Sin embargo, lo que volvió viral este hecho fue que los entrevistados por los medios oficialistas lucían exageradamente nerviosos al punto de no recordar en que rutan iban a bordo.

Otro de los supuestos ataques a simpatizantes sandinistas ocurrió cerca de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN), en esa ocasión pobladores de la colonia Miguel Gutiérrez aseguraron a medios oficialistas, que fueron atacados por los estudiantes que estaban atrincherados en esa universidad cuando ellos les exigieron que se fueran. Incluso, una joven aseguró que le habían lanzado una bomba molotov y para demostrarlo enseñó unos agujeros en su camisa, causados supuestamente por la explosión. Lo extraño fue que la piel no había sufrido ningún daño.

Montajes en las marchas

Por un descuido técnico se comprobó que las imágenes mostradas en televisión y en redes sociales sobre las marchas gubernamentales, no eran tan masivas como se veían. Más bien, se trataba de un juego de cámaras y de una mezcla de imágenes de archivo grabadas en los mejores años del Frente Sandinista. Esto se descubrió el 30 de abril del año pasado, cuando en una transmisión en vivo de Canal 4 hubo un cambio de imágenes brusco. Posterior a eso, usuarios de internet compartieron fotos que dejaban expuesto el engaño del régimen. Cabe destacar que esta táctica también la usa la dictadura de Nicolás Maduro.

“No son paramilitares, son ciudadanos defendiéndose”

El periodista Andrés Oppenheimer cuestionó la existencia de paramilitares a Daniel Ortega durante una entrevista, mostrándole una foto de un grupo de armados orteguistas. A lo cual Ortega negó su existencia afirmando que: “No son paramilitares, son ciudadanos defendiéndose. Y luego yo no sé si esa es una foto real porque vos sabes que en estos tiempos se hacen montajes, puede ser que esta foto pudo ser armadas por gente de la derecha que fácilmente pudo presentar la toma como que es un grupo paramilitar”. Esa foto fue tomada por un periodista de León del diario La Prensa.

La mayor contradicción sobre la existencia de paramilitares se da porque en todas las entrevistas que Ortega ha dado a medios internacionales, la respuesta sobre quiénes son, cambia. Algunas veces aseguró que no existen, en otras afirmó que son ciudadanos defendiéndose y ahora asegura que son policías voluntarios.

Testimonios incriminatorios

Antes de que Valeska Sandoval fuera liberada de la Dirección de Auxilio Judicial, conocida como El Chipote, fue obligada a grabar un video en el cual revelaba cómo funcionaba todo entre los estudiantes que estaban atrincherados en la UNAN y aseguraba que ellos recibían órdenes de miembros del MRS. En el video que fue circulado por medios oficialistas se le veía nerviosa y por un segundo se alcanzó a ver que estaba atada de manos. Según ella misma contó, mientras grababa ese video tenía un arma apuntada en la cabeza.

Esto se volvió parte de la estrategia que usó el régimen para culpabilizar a líderes políticos y eclesiásticos. Según confirmaron familiares de muchos de los reos políticos que aun aguardan en prisión, en algún momento a ellos le ofrecieron su libertad a cambio de señalar a monseñor Silvio Báez, Félix Maradiaga, Dora María Téllez, entre otros.

El bus con falsos presos políticos

Este bus fue un señuelo para alejar a los periodistas. Carlos Herrera | Niú
Este bus fue un señuelo para alejar a los periodistas. Carlos Herrera | Niú

En un intento por sacar de Managua a los periodistas que cubrían la segunda excarcelación de presos políticos, el régimen de Ortega usó un bus y un microbús con falsos presos políticos para que estos no pudieran entrevistar a los reos. Esos vehículos fueron llenados con trabajadores de la cárcel La Modelo y fueron acondicionados con cortinas en las ventanas.

Sin embargo, esto no impidió que los comunicadores entrevistaran a los excarcelados, quienes contaron las torturas y malas condiciones en las que están los reos políticos de la dictadura de Ortega.

“No hay ni un solo detenido por hablar en contra del Gobierno”

Tomada de El 19 Digital

Hasta la fecha el régimen de Daniel Ortega no ha reconocido públicamente la existencia de los presos políticos. El año pasado durante un acto oficialista, en el cual rechazaba la presencia de un equipo de trabajo de la OEA y de los eurodiputados, quienes vendrían a constatar la situación de los reos de conciencia, dijo “están preocupados por los presos políticos en Venezuela y en Nicaragua, pero no terminan de entender y aceptar que los que están detenidos y juzgados, en Nicaragua, son por delitos comunes. El que comete un crimen, comete un delito común. Aquí no hay ni un solo detenido por hablar en contra del Gobierno. Los que están detenidos son los que torturaron, asesinaron y provocaron muerte de centenares nicaragüenses”.

Sin embargo, aunque Ortega niega la existencia de los presos políticos estos son etiquetados en los medios oficialistas como “los terroristas y tranqueros” y en los penales del país están aislados de los reos comunes y tienen menos derechos.

En Nicaragua no hay periodistas presos

Niú | Carlos Herrera

A pesar que en diciembre de 2018 los periodistas Miguel Mora y Lucía Pineda Ubau fueron arrestados, el régimen Ortega Murillo insistió durante el Examen Periódico Universal (EPU) de Naciones Unidas que estos no fueron detenidos por ejercer su profesión sino porque cometieron delitos.

“Ningún periodista ha sufrido cárcel o persecución por ejercer el derecho a informar, en todo caso si alguna persona ha tenido que responder a la justicia lo han hecho por la comisión de conductas ilícitas”, dijo Valdrack Jaentschke , representante orteguista ante la Organización de las Naciones Unidas.

Asimismo, Ortega ha dicho en algunas entrevistas que ha dado a medios internacionales que en Nicaragua hay libertad de prensa, sin embargo, ha confiscado medios de comunicación como fue el caso de Confidencial, Esta Semana, Esta Noche, Niú y 100 % Noticias. Los periodistas han sido perseguidos, difamados y agredidos durante las protestas, lo que ha provocado el exilio de al menos 60 periodistas.

Hay libertad de manifestación

El mayor golpe a la libertad de expresión ocurrió el 29 de septiembre de 2018, cuando el régimen Ortega Murillo prohibió las manifestaciones en espacios públicos exigiendo a los manifestantes un permiso de la Policía Nacional. Sin embargo, aunque algunos activistas han solicitado el permiso este nunca ha sido otorgado.

Más bien, cuando se anuncia algún plantón o marcha el régimen ordena un fuerte despliegue de policías antimotines que reprimen y arrestan a los manifestantes. Ante esto, los ciudadanos han optado por protestar a dentro de las universidades, en iglesias y con plantones exprés para evitar ser arrestado. Sin embargo, el asedio policial es constante.

BONUS

Ningún sacerdote ha sido atacado

Durante una entrevista que Daniel Ortega concedió a la cadena estadounidense Fox News, aseguró que “ni un sacerdote puede decir que ha sido agredido por el Gobierno o por oficiales del Gobierno”. Sin embargo, el nueve de julio del año pasado los obispos de la Conferencia Episcopal y el nuncio apostólico fueron atacados por turbas sandinistas y paramilitares cuando llegaron Diriamba, Carazo para mediar tras los ataques y fueron agredidos en la Basílica Menor de San Sebastián. En esa ocasión, monseñor Silvio Báez fue herido en el brazo.

Asimismo, Ortega aseguró que “no ha muerto ningún nicaragüense en ninguna iglesia”, negando el asesinato del estudiante Gerald Vásquez, quien falleció durante el ataque que hubo a la iglesia Divina Misericordia, donde se refugiaron los estudiantes que había permanecido atrincherados en la UNAN- Managua, periodistas y párrocos.

Ortega en varios discursos ha atacado a los obispos, en diciembre pasado, por ejemplo, dijo: “como se juntaron algunos jerarcas de la Iglesia, después que los invitamos, les dijimos que ellos fuesen mediadores, dejaron de ser mediadores y pasaron a ser parte activa de las fuerzas golpista (…) alentando tranques, alentando crímenes, quienes, por principios, como cristianos, como pastores, debían de rechazar totalmente cualquier crimen”.

¿Vos qué mentira agregarías a esta lista? Queremos leerte.