41987832575_976190d431_k

Anastacia salió esa mañana a recoger el cheque de su pensión, porque en ese momento “pensaba que todo estaba tranquilo”. Pero horas después, estallaron los ataques en esa zona. Su nieto, Bernardo, fue a buscarla cuando “se lo llevaron” los policías junto a “civiles” encapuchados. Desde ese día, ella no se ha movido de la entrada de la Dirección de Auxilio Judicial. Foto: Carlos Herrera | Niú

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.