Estilo

Juguetes sexuales: ¿un tercero o un complemento en la cama?
Juguetes sexuales
Ilustración: Staff Niú

Durante años, los juguetes sexuales han sido vistos con recelo, pero estos dispositivos de placer ganan terreno para romper la rutina sexual

     

El uso de juguetes sexuales se vuelve cada vez un tema menos tabú. Sexólogos y terapeutas recomiendan incluirlos en la dinámica de pareja para acabar con la “monotonía” o “la rutina sexual”, y de forma individual para conocer nuestro cuerpo, su ritmo y sus respuestas al placer.

El sexólogo hondureño Manuel Orellana asegura que “los juguetes sexuales no solo sirven para estimular el placer y el deseo, sino que también ayudan contra las disfunciones sexuales, refiriéndose a las mujeres que padecen vaginismo y hombres con eyaculación precoz”.

El experto enfatiza la importancia de conversar en pareja sobre el uso de juguetes sexuales para favorecer espacios donde puedan identificar gustos y preferencias en torno al placer. No se trata de llevar el juguete como un tercero a la cama, sino de hacerlo un complemento para tener nuevas fuentes de placer.

Paola Burgos, promotora de iniciativas, leyes y políticas sobre educación sexual y reproductiva en Chile, valora que “es muy importante que vayan respetando sus ritmos y que no se transgredan por satisfacer el deseo del otro”.

“Las parejas deben hablar sobre lo que se espera dentro del acto sexual, sobre los tiempos de cada uno, lo que les gusta y lo que no les gusta, lo que, no sólo les permite conocer al otro u otra, sino además, les posibilita ir identificando los deseos propios”, destaca la especialista.

Los juguetes sexuales no son (ni deben ser) un sustituto

Un artículo de la Revista Mia titulado: “Siete beneficios de utilizar juguetes sexuales en pareja” menciona que estos dispositivos no tienen porqué ser un sustituto en la pareja ni las relaciones, y enumera cuatro beneficios para incluirlos de una forma positiva.

  • Tus orgasmos serán más intensos y duraderos. Con el tiempo y la práctica se lograrán de forma más fácil, mejorando las relaciones en pareja.
  • Mejoran el sexo entre dos. Son el complemento perfecto. Pueden utilizarse para aumentar el placer de ambos, sin ningún problema.
  • Mejoran la salud, porque liberan el estrés acumulado durante el día, permiten dormir mejor, alivian los dolores de cabeza y espalda. Y esto es porque los orgasmos ayudan a sentirse mejor.
  • Le dan un giro a la vida sexual y al innovar con su uso son perfectos para evitar caer en la rutina.

Sin embargo, la revista también advierte que el uso de estos dispositivos puede generar desventajas si hay una mala comunicación:

  • Desacuerdos en la pareja, porque algunas personas pueden llegar a sentirse reemplazadas y eso puede causar desacuerdos y afectar la autoestima.
  • Miedo a probar algo nuevo, porque además, según su tamaño y apariencia, pueden impresionar si es la primera vez que van a usarlo.
  • Dependencia del juguete sexual, al preferir un placer fácil y rápido, que puede poner en riesgo el vínculo de la pareja.

Juguetes sexuales para todos

Vibradores y anillos masajeadores son los juguetes sexuales más conocidos para dar placer individual. Sin embargo, hay un sinnúmero de dispositivos de uso compartido para parejas heterosexuales y homosexuales. Entre ellos succionador de clítoris, estimulador de próstata o vibradores dobles.

Según el portal de salud Su Medico, los dispositivos sexuales para parejas gay son una buena opción para agregar más placer a las relaciones sexuales, y también son perfectos para aquellos hombres que apenas comienzan con las prácticas anales, porque preparan la zona para disfrutar plenamente la penetración, como el estimulador de próstata, el anillo vibrador o el tapón anal.

Asimismo, entre mujeres, los juguetes sexuales pueden potenciar el placer durante el sexo oral, o aumentar las sensaciones de los cuerpos de ambas, enriqueciendo el erotismo. Entre los más recomendados para ellas están las bolas anales, los dildos para el punto G y los vibradores dobles.

*Este contenido es parte de una serie especial a propósito del Día del Amor y la Amistad, patrocinada por Claro.