Blogs

La magia del interés compuesto
Interés compuesto
Foto: Agencias | Niú

Aprendé con este artículo de Plata con Plática qué es interés compuesto, cómo funciona y por qué podría ser un elemento "mágico" para tus ahorros

     

No se preocupen, no les voy a dar una clase ni de matemáticas, ni de finanzas, ni de matemáticas financieras…. Solo les quiero mostrar el impacto que tiene el interés compuesto en sus ahorros –específicamente para el retiro– y por qué entre más temprano comencés, menos tendrás que ahorrar. El interés compuesto puede ser tu mejor amigo, pues permite que tu dinero haga más dinero.

¿Y por qué es mágico? Te podrás estar preguntando. Pensalo así: cuando algo es sometido al interés compuesto – básicamente, si un pequeño crecimiento sirve como combustible para crecimiento futuro- una pequeña base de inicio puede llevar a grandes resultados TAN EXTRAORDINARIOS que pueden hasta parecer ilógicos. Tan ilógicos que podés pensar que es imposible. Y así pasa con el dinero.

Interés simple vs Interés compuesto

Con el interés compuesto –a diferencia del interés simple- ganás intereses no sólo sobre la inversión inicial (el principal) sino que sobre el principal más los intereses recibidos a la fecha: es como una bola de nieve que va creciendo a medida que va bajando. Así, dado que el monto del principal se incrementa con cada pago de intereses recibido, el monto de los intereses también va aumentando con el tiempo. Así:

Interés simple

Interés compuesto

El Interés compuesto para invertir

Voy a darte el ejemplo de un hombre que todos sabemos quién es: Warren Buffet. Más de 2000 libros se han escrito sobre él y cómo ha hecho su fortuna. Muchos son excelentes, pero pocos prestan atención a un detalle importantísimo: la fortuna de Buffett no se debe únicamente a que ha sido un gran inversionista… sino a que lo ha sido literalmente desde que era un niño.

Hoy, Buffett tiene un Valor Neto (dando clic acá podés calcular el tuyo) de $105 BILLONES de dólares. De esos, $85 Billones fueron acumulados después de sus 50 años. Son cifras tan grandes que creo que incluso a nuestro cerebro nos cuesta reconocer.

Pero a lo que quiero llegar es que:

  1. La mayor parte de su fortuna la hizo ya bien avanzado de edad.
  2. Además de ser un gran inversionista, su éxito se debe a que ha pasado 75 años de su vida invirtiendo.
  3. Si él hubiera comenzado a los 30s y se hubiera retirado a los 60s, pocos sabríamos quién es él.

¿Y a qué edad comenzó? Quizá te preguntés. ¿Está listo para este dato? #DRUMROLL:

¡Buffett comenzó a invertir a los 10 años! Para cuando tenía 30 años, su valor neto era de $1 Millón; es decir, unos 10 millones ajustados a la inflación.

¿Qué hubiera pasado si fuera una persona más «normal», y hubiera pasado su adolescencia y sus 20s explorando el mundo, buscando su pasión y para sus 30s hubiera tenido un valor neto de, digamos, $25,000.00? Y digamos incluso que hubiera tenido un ROI tan extraordinario como el que él ha tenido (22% anual), pero que hubiera dejado de invertir a los 60 para jugar golf y pasar tiempo con sus nietos.

¿De cuánto sería si valor neto hoy? Pues no tendría los $105 Billones -que, por cierto, siguen creciendo-, sino unos $12 millones. Es decir, 99% MENOS de su valor neto actual.

Entonces sí, tiene un gran habilidad y talento para invertir. Eso nadie lo puede negar. Pero su secreto es el tiempo. Así es como funciona el interés compuesto cuando de invertir se trata.

En fin, ninguno de los 2000 libros escritos sobre Buffett se llaman «Este hombre ha invertido consistentemente durante 75 años». Pero sabemos que esa es la clave («el secreto») de la mayor parte de su éxito.

El Interés compuesto para tu retiro

Ahora, apliquemos esto a las finanzas personales, y específicamente al retiro. Aquí les va el típico ejemplo que aparece en casi todos los libros de finanzas.

Dos amigos de la misma edad se quieren retirar a los 65 años: Pedro decide empezar a ahorrar cuando tiene 25 años $1000.00 cada año a una tasa de interés del 6.5% anual; en cambio, a Juan le gusta vivir al día y prefiere gastarse todo lo que gana porque puede que el mañana nunca llegue.

Cuando ambos tienen 35, los amigos se van a tomar unas cervezas y Pedro le cuenta que lleva casi $15 000 ahorrados; en ese momento Juan decide que ya es hora de ponerse serio y él también comienza a ahorrar $1000.00 cada año a una tasa de interés del 6.5% anual. Vean lo que sucede al llegar el retiro:

Interés compuesto para el retiro

Como verán, Juan tuvo que hacer mayores aportes de su bolsa para ahorrar, pues mientras Pedro ahorró $1000 al año durante 10 años (y paró a los 35), Juan tuvo que ahorrar $1000 cada año durante 30 años hasta que llegó el momento de su retiro. Y no sólo eso: incluso habiendo aportado $20 000 más, al final tuvo menos dinero que Pedro. A esto se le llama LA MAGIA DEL INTERES COMPUESTO 😉

En resumen, hay dos lecciones que aprender:

  1. Hay que comenzar a invertir lo antes posible para que haya más tiempo en que el interés compuesto pueda hacer su magia.
  2. Debemos esforzarnos por obtener la mayor tasa de interés posible, dentro de nuestros niveles de tolerancia al riesgo. En este artículo podés identificar tu perfil de inversionista.

Si todavía no estás ahorrando & invirtiendo para tu retiro y por ser joven creés que aún falta mucho tiempo para eso, espero que este ejemplo te haya motivado a empezar. Si aun no sabés cuánto más o menos vas a necesitar en en tu retiro, usando esta calculadora financiera que creamos te podés dar una muy buena idea.

¿Y vos? ¿Ya está invirtiendo? ¿Ya te estás preparando para la jubilación? ¿Ya sabés cuánto dinero vas a necesitar en esa época?

PD: Impresionante lo de Warren Buffett, ¿no?

*Este artículo fue publicado originalmente en el blog: Plata con Plática