Cultura

La Managua oculta de Franz Galich
Franz Galich
Franz Galich en Europa. Foto: Cortesía de la familia Galich Martínez

El autor de Managua Salsa City nos adentra a una ciudad devastada por la guerra. El lenguaje popular, la salsa y la violencia, en la obra de uno de los narradores más importantes de Centroamérica.

     

A las seis en punto de la tarde, Dios le quita el fuego a Managua y le deja la mano libre al Diablo
(Managua Salsa City, 2000 )

Una capital sórdida y caótica, arrasada después de la derrota del Frente Sandinista en los años 90, es el escenario de Managua Salsa City (¡Devórame otra vez!), una de las obras más emblemáticas del escritor guatemalteco Franz Galich Mazariegos (1951-2007), radicado en Nicaragua desde 1980.

En un mundo de decadencia, los personajes de Galich, salen de los escombros de la ciudad, de los barrios “bajos”, del submundo y personifican las contradicciones y necesidades vitales de una época, en un país y una sociedad devastadas por la guerra y la pobreza.

“Lo que tenemos en ese momento es el comienzo del caos económico del país (después de la guerra) en el cual las normas y las reglas del juego, ya no son la patria, la nación y la defensa, si no lo que vamos a comer diario, y eso lo reflejan los personajes de la obra de Franz. Es uno de los mejores retratos de ese momento histórico”, explicó Ileana Rodríguez, especialista en estudios culturales e investigadora del Instituto de Historia de Nicaragua y Centroamérica (IHNCA).

La semana pasada, el IHNCA, dedicó varias charlas y simposios magistrales a la obra de Galich, a quien catalogan con uno de los mejores autores de la literatura centroamericana moderna.

Franz Galich
Las primeras ediciones de Managua Salsa City. Foto: Carlos Herrera/Niú

Autor de seis libros publicados en vida, y dos póstumamente. En el año 2000, Galich alcanzó notoriedad con Managua Salsa City, esta novela fue ganadora del Certamen Centroamericano de Literatura Rogelio Sinán, uno de los más importantes de la región.

La historia de Managua Salsa City transcurre entre las seis de la tarde y las seis de la mañana del día siguiente y cuenta la relación de Pancho Rana, cuidador de una mansión lujosa en Carretera Sur, y de Tamara, alias la “Guajira”, prostituta y jefa de una banda de asaltantes. Pancho Rana resulta ser un exmilitar sandinista entrenado por las fuerzas especiales, y la “Guajira” una mujer hábil, que logra sortear los obstáculos de manera instintiva. La urbe destruida, la vida nocturna y la salsa, como ritmo y manera de comunicación, forman parte también del tejido de la obra.

“No es un espectáculo de consumo pasivo, el submundo y la salsa son un espacio en el que los marginados y las personas que han sido desechadas pueden apropiarse de una forma de comunicación y de acercamiento entre ellos, les permite resistir a una sociedad que los ha traicionado, que los ha desechado”, sostuvo Valeria Grinberg Pla, investigadora literaria argentina y profesora de la universidad Bowling Green State, en Ohio, Estados Unidos.

El lenguaje popular transformado en lenguaje literario

Para los académicos, el valor de la obra de Galich y particularmente de Managua Salsa City no solo radica en el retrato de la época, sino en la conversión del lenguaje popular en un lenguaje literario.

El autor se interesó por el habla o la “jerga” de la calle, luego de escucharla de manera rutinaria en el mercado oriental de Managua, donde tenía un establecimiento de abarrotes. Como profesor universitario de arte y literatura en las universidades del país, no ganaba lo suficiente para subsistir y encontró en el mercado algo más que la sobrevivencia.

“Él lo oyó (el lenguaje) en el mercado y lo oyó muy bien, pero cuando lo escribió, lo escribió muy bien también, con puntos y comas. Para mí en eso consiste su transformación del lenguaje popular”, indicó Rodríguez.

Franz Galich y el realismo social de la postguerraFranz Galich

Por su parte, el académico alemán, Werner Mackenbach, asegura que Galich es uno de los mejores autores centroamericanos y latinoamericanos, pero a su vez uno de los menos conocidos. El profesor de la cátedra Humboldt de la Universidad de Costa Rica, destaca la capacidad de Galich para observar el entorno y la destreza del autor para absorber las jergas populares, tanto de su país natal, Guatemala, como de Nicaragua.

“Se le cataloga a veces como un autor postmoderno, de esos que escriben sobre las grandes urbes caóticas de la actualidad, hay algo de esto, pero por otro lado hay un gran humanismo, tiene una gran solidaridad en su escritura con los más desposeídos, aunque estén animalizados mantienen su carácter como seres humanos, con sus afectos, sus contradicciones, sus ilusiones. Hay un humanismo tremendo en la obra de Franz, y lo diferencia de otros escritores que han tomado el caos de las grandes capitales como un cliché muy barato para escribir bastante light, esta (la de Galich) no es literatura light”, manifestó Mackenbach.

Según Ileana Rodríguez, la representación cruda de las relaciones entre los hombres y las mujeres en la obra de Galich, particularmente en Managua Salsa City, no es una idealización del machismo imperante en la sociedad nicaragüense. Por lo contrario, la académica asegura que hay una utilización del humor descarnado para hacer una crítica a la violencia.

La vida de la Guajira, por ejemplo, uno puede leerla metafóricamente, alegóricamente, como decir eso es lo que le pasó a Nicaragua, eso es lo que pasó a la utopía nacional, eso es lo que le pasó a la revolución. Es tan fuerte. No lo veo como algo agresivo a la mujer, no veo que la escritura sea cómplice sobre lo que le están haciendo a la ´Guajira´, creo que lo está exhibiendo, pero no lo está celebrando”, agregó Grinberg.

Tikal futura, la novela póstuma

Después de la muerte de Galich en 2007, se publicó la novela Tikal Futura en 2012 y recientemente el libro de cuentos Perrozompopo en 2017.

En Tikal Futura, Galich entra a la novela distópica e histórica en una Guatemala del futuro, pero con profunda reminiscencias de las culturas indígenas. En ella, las divisiones sociales, y las confrontaciones entre los de arriba (los que sirven al poder) y los de abajo, que funcionan casi como “desechos humanos”, plantean una trama en la que se vislumbra un mundo futurista no muy lejano, con alusiones al Popol Vuh.

Mackenbach explica que Tikal Futura es la tercera de una serie que el escritor denominó el Cuarteto de Centroamérica, que incluían: Managua, Salsa City ¡Devórame otra vez!, Y te diré quién eres (Mariposa traicionera) y Tikal Futura, que dejó boceteada.

Su obra sobre Guatemala es un parteaguas, en tratamientos del tema indígena, él como ladino por lo menos se atreve a mostrar las contradicciones indígenas, muestra que no son comunidades homogéneas y documenta la violencia que existía en esas sociedades”, expresó Mackenbach.

Los especialistas coinciden en que a pesar del valor de la obra de Galich, sigue siendo inmensamente desconocida tanto a nivel regional como mundial. Grinberg asegura que nunca estuvo en los planes del autor figurar en el mercadeo editorial a gran escala, y prefirió trabajar con editoriales más pequeñas como Anamá en Nicaragua, y F & G editores en Guatemala.

Franz no era una persona que se vendía, no vendía su biografía, no sabíamos mucho de él, en los primeros años tenía que buscar cómo sobrevivir. Yo defiendo al escritor cuyo oficio es tan importante que está contento con lo que hace. Lo veo trabajando la oración, no buscando cómo venderse”, agregó la acádemica Rodríguez.

Galich, intelectual de izquierda

Franz Galich
Franz Galich (segundo a la izquierda) con los escritores, Álvaro Urtecho, Iván Uriarte y Juan Carlos Vílchez. Foto: Cortesía

Franz Galich nació en Ciudad de Guatemala el 8 de enero de 1951, pero vivió en Amatitlán, donde su padre fue alcalde. En 1980, tuvo que abandonar Guatemala tras escapar de un intento de secuestro, acusado de estar vinculado a los movimientos de izquierda en contra de la dictadura Romeo Lucas García (1978-1982).

Licenciado en Literatura con maestría en Pedagogía por la Universidad de San Carlos en Guatemala, encontró en Nicaragua trabajo como profesor en la enseñanza de grado y postgrado de Literatura, en varias universidades nicaragüenses, la Escuela Nacional de Bellas Artes y otras instituciones.

Se incorporó a la vida cultural nicaragüense desde los años 80, en ese momento intensificada por la Revolución Sandinista. Posteriormente participó en distintas iniciativas, y fue hasta su muerte, miembro del Centro Nicaragüense de Escritores (CNE), además de miembro fundador del PEN, capítulo Nicaragua, en el que fue su primer presidente.

En 2006 fue diagnosticado con cáncer de próstata, y tuvo que operarse de emergencia en mayo de ese año. Falleció la madrugada del sábado 3 de febrero de 2007 en Managua.


Sus obras están disponibles es Literato e Hispamer

Aquí una versión en línea de Managua Salsa City, del archivo del Banco Central de Nicaragua.

One thought on “La Managua oculta de Franz Galich

  1. Managua Salsa City es una buena obra. La leí de un solo tirón, un par de horas. Esta escrita de tal forma que se puede llevar a la pantalla y sería una buena película. El problema es de que sin las expresiones idiomáticas, que son incomprensible para el que no sea nicaragüense, el diálogo perdería vigor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *