Cultura

La tercera edición del libro de Susan Meiselas en Managua

Los retratos de la Nicaragua insurrecta
Molotov Man | Tomado de: susanmeiselas.com

El heroísmo, solidaridad, y represión contra los nicas en una nueva edición de “Nicaragua, Junio 1978- Julio 1979”, que integra contenido multimedia

     

Susan Meiselas, la fotógrafa y documentalista que capturó a Nicaragua en los tiempos de la rebelión popular contra la dictadura de Somoza, vuelve a darle vida a sus retratos en la tercera edición del libro “Nicaragua, Junio 1978- Julio 1979”.

El libro contiene entrevistas, poemas, testimonios, cartas de los protagonistas de la insurrección y por primera vez, una aplicación de realidad aumentada con contenido inédito, así como fragmentos de sus películas y fotografías nunca antes vistas.

La primera edición del conjunto de retratos de guerra fue publicada en 1981, posteriormente en 2008 se sacó la segunda edición, incluyendo un disco en DVD con sus películas ¨Pictures of a Revolution¨(1991) y ¨Reframing history¨.

Aunque las fotografías tienen más de 38 años de haber sido tomadas, y en su tiempo pasaron por grandes periódicos tales como The New York Times, todavía están incrustradas en la mente de los nicaragüenses como memoria nacional de aquellas épocas.

Una foto publicada por Isaac (@isaacsimon7) el


Para esta edición, Meiselas se aventuró a usar el contenido multimedia porque desea llegar a una población más joven, a ese público que “no vivió la guerra, pero está viendo sus resultados”.

La fotógrafa regresó a Nicaragua en varias ocasiones para reencontrarse con los personajes de sus famosas fotos, entre ellos Justo González, un excombatiente histórico de Monimbó que la introdujo en el mundo de la lucha con bombas de contacto. Posteriormente, ambos desarrollaron un lazo afectivo y González falleció en julio de este año.

“La muerte de Julio me fue impactante, porque vivimos grandes experiencias juntos y habíamos formado ya una amistad”, comentó la documentalista al programa Esta Semana.

El hombre molotov

En las capturas de Meiselas todavía están los sentimientos de una Nicaragua sufrida. Una de las fotos más icónicas es “The Molotov Man” y se ha convertido en la representación pura de lo que fue la revolución sandinista en 1979. La foto protagonizada por Pablo de Jesús Aráuz, conocido en la guerrilla como “Bareta”, le ha dado la vuelta al mundo, llegando hasta la Galería Nacional de Arte, en Washington, Estados Unidos.

Una foto publicada por Laura Fraile (@laurafrailev) el


La foto fue tomada un día antes del 19 de julio del 1979, siendo también uno de los últimos retratos de Meiselas de la guerra contra Somoza. La foto, 38 años después, sigue siendo el símbolo de la insurrección nacional, ha sido inmortalizada en murales, cajas de fósforo, logotipos del FSLN, entre otros.

La emblemática protesta con el retrato de Arlen Siú, gente acarreando a los cuerpos sin vida de sus hijos y esposos y también la foto de la Guardia Nacional cateando los buses que recientemente se ha vuelto viral en las redes sociales. Todas estas le dan la otra perspectiva a la guerra que muchos no conocen, y transmiten por igual el heroísmo, la solidaridad y la represión contra los nicaragüenses.

Interacción multimedia

Para Meiselas es importante “ir atrás, pero a la misma vez avanzar” y con el lanzamiento de esta nueva edición lo logra.También quiere integrar al público joven que no fue testigo ni participe de estos hechos, pero están interesados en revivir la historia.

Por esta razón decidió incluir una aplicación móvil de realidad aumentada donde se pueda tener mayor contenido de cada imagen que el libro físico contiene. “La intención era acercar a la gente a la historia, y pienso que con la ayuda de un smartphone, se puede lograr”, afirma.


El contenido multimedia se puede descargar en la aplicación gratis de iTunes “Look and Listen” y solo basta con posicionar tu iPhone o iPad en la imagen, para “desbloquear” el contenido extra que cada fotografía trae.

2 thoughts on “Los retratos de la Nicaragua insurrecta

  1. Es interesante poder tener evidencias de lo que significa la historia de nuestro estado pues siendo una pais con una historia corta pero repleta de golpes de estado o guerras civiles aun existe nicaragua geograficamente y politicamente, no obstante el tiempo da la experiencia social para saber las consecuencias de una o mas guerras, no obstante cerramos el siglo veinte sin guerra y nos encontramos en el siglo veintiuno la incognita es ¿seguiemos siendo un pais pacifico?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *