Estilo

Opinión | Poco antes del amanecer
Foto: Carlos Herrera. Niú

Julio Francisco Báez Cortés. 19 de abril 2018

     
  • 15 de mayo 2018

Nuestro Instituto de Investigaciones y Estudios Tributarios (INIET) quiso elevar su voz exaltando el martirio de los estudiantes y el dolor de sus madres, pero de manera tantito diferente. Entonces el director se propuso garabatear algo, que de poético tal vez no tiene nada, pero de ardiente y enfurecido exclama: ¡Juramos honrar su heroísmo!

Poco antes del amanecer

A los estudiantes,
¡resurrección alzada!

I

El cinismo reina

en acerados tronos

y el abrazo transparente

mudó de vecindario.

El honor de la palabra

agoniza en el oprobio

y la justicia sin venda

ni balanza habita alcantarillas.

¿Será posible rescatar con vida

dignidades y utopía?

 

II

Traficantes de principios

negocian patrias,

mancillan honras y devoran causas.

Adustos y catrines engolados,

salteadores maquillados.

La bandera es taparrabo

y el billete fiel mortaja.

¿Carceleros o tahúres?

¿Qué más da? Odiosa impunidad,

hiede tu oronda carcajada.

 

III

Escapulario en mano,

el sanedrín de fusilamiento

hace añicos el cristal

de las bondades.

Ilusiones, alegría, tolerancia

y caridad, ¡todas condenadas!

Frente al paredón del joven,

en zafarrancho y bandoleras,

marchan los vampiros

disparando sangre y abortando sueños.

 

IV

¡Solidaridad, tesoro mío!,

¿qué te hiciste?

¿Será cierto que anda penando

el General Sandino?

Fraternidad, amada mía, ¿dónde huiste?

¿Caerá el prócer nuevamente hecho jirones?

¡Por el amor de Dios, cítaras darianas!

¡No vacilen! ¡No demoren!

¡Alumbren cataclismos!

¡Presagien alboradas!

 

Julio Francisco Báez Cortés
Managua, 19 de abril 2018