Blogs

Pollo a la parrilla

Una opción visualmente deliciosa.

     

Para empezar debés ir al supermercado o la tienda que sepas que vende una de estas planchas con marquitas de parrilla.

Puntos extra si es antiadherente.

Puntos extra si es de hierro.

Este simple elemento, que he recomendado en varias recetas, te permitirá elevar un nivel las preparaciones de carnes o vegetales, con marquitas que aportarán una visual súper linda, además de sabor caramelizado.

Con una de ellas, preparé este pollo sencillísimo, que te va a servir para el día a día. Si no tenés la plancha con marcas, podés usar una plancha lisa normal.

Pollo a la parrilla

2 personas

  • 1 pechuga de pollo deshuesada o trocitos de carne de pollo sin hueso.
  • Sal y pimienta al gusto.
  • Hierbas secas al gusto. Yo puse tomillo, romero y orégano.
  • Aceite de oliva en cantidad necesaria.
  1. Trocea el pollo en las porciones que deseas.
  2. Sazoná con la sal, la pimienta y las hierbas. Esta es solo una idea básica, pero podés agregar lo que gustés: salsa de soya, salsa inglesa, limón, curry. ¡Usá tu creatividad!
  3. Calentá bien la parrilla, a fuego medio alto.
  4. Agregale un chorrito de aceite si no es de material antiadherente. Esparcí el aceite con una servilleta.
  5. Cuando ya aparezca algo de humo, colocá los trozos de pollo, procurando no saturar mucho la plancha.
  6. Aquí está el secreto: ESPERAR. Tenés que dar chance de uno a dos minutos para que el pollo se dore en el primer lado para siquiera tocarlo para voltearlo. Sabrás que es el punto correcto cuando los bordes de la parte que podés ver se tornan de rosado a blanco. Ahí podés probar voltear una pieza para ver cómo van las marcas de la parte inferior. Si están café claro, dejalo un tiempo más. Si están negras, está demasiado caliente. Si están doraditas, ¡listo! podés voltear la pieza.
  7. Esperá la misma cantidad de tiempo del otro lado, para asegurarte de que también quede marcado.
  8. ¡Terminaste!

Contame en los comentarios si tenés algún otro tip para marcar tus comidas a la parrilla y que queden perfectas… o contame cómo te fue con esta preparación. 🙂