Estilo

Premio de periodismo PJCH será dedicado a víctimas de la crisis
Pedro Joaquín Chamorro
Pedro Joaquín Chamorro Cardenal. Foto: Cortesía La Prensa

Estará dedicado al periodista asesinado Ángel Gahona y a los que han sido apresados o han tenido que salir al exilio.

     

El premio a la Excelencia del Periodismo “Pedro Joaquín Chamorro Cardenal” será dedicado a los periodistas víctima de la crisis que vive Nicaragua, informó la Fundación Violeta Barrios de Chamorro, que otorga los reconocimientos.

El premio, que será entregado el próximo nueve de enero, será “en homenaje a los periodistas en prisión, asediados o forzados al exilio y en memoria de Ángel Gahona”, reportero que murió de un disparo certero mientras cubría una maniobra policial en abril pasado, en los primeros días del estallido social.

La crisis sociopolítica que vive Nicaragua, reflejado en protestas contra el presidente Daniel Ortega, es el evento noticioso más grande del país centroamericano desde la guerra de los años 80 del siglo pasado, con el mismo gobernante.

La Fundación Violeta Barrios de Chamorro, que debe su nombre a la presidenta que unió a los nicaragüenses tras la guerra interna, entrega el premio a los mejores trabajos periodísticos en las categorías de Periodismo de Profundidad, Periodismo de Actualidad, Noticia Local y Comunitaria, y Estudiante de Periodismo.

El premio “Pedro Joaquín Chamorro Cardenal” lleva el nombre del héroe nacional de Nicaragua, considerado el “mártir de las libertades públicas”, quien murió asesinado el 10 de enero de 1978 por sus críticas al dictador Anastasio Somoza Debayle.

Ataques a la prensa

Según la Fundación Violeta Barrios de Chamorro, entre abril y noviembre pasados se registraron al menos 420 casos de violación a la libertad de prensa, incluyendo el asesinato de Gahona, agresiones, censura, amenazas, muerte, entre otras transgresiones.

El recién fundado movimiento Periodistas y Comunicadores Independientes de Nicaragua ha reportado que al menos 55 periodistas han salido al exilio, principalmente por su seguridad, y resalta los casos de tres que fueron arrestados, un canal de televisión “confiscado”, una radioemisora clausurada, además de un grupo de medios allanado y saqueado.

El movimiento de periodistas ha responsabilizado de dichas agresiones al Gobierno de Nicaragua.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) ha identificado las agresiones a periodistas y medios independientes como “la cuarta etapa de la represión gubernamental” contra la población de Nicaragua.

Las tres etapas previas consistieron en agresiones a las protestas callejeras pacíficas, ataques armados contra ciudades que rechazan al presidente Daniel Ortega y la criminalización de las protestas, según la CIDH, todas con saldos mortales.

Según organismos humanitarios, entre 325 y 545 personas han muerto en el marco de la crisis que afecta Nicaragua, de los que el Gobierno reconoce 199.

En diciembre pasado la CIDH acusó al Gobierno de Ortega de cometer crímenes “de lesa humanidad”, ante el Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA), donde ya se ha iniciado un proceso de aplicación de la Carta Democrática Interamericana a Nicaragua.

Ortega rechaza los señalamientos e insiste en que ha superado un “golpe de Estado fallido”.