Blogs

¿Puedo tener un pitbull?
tenencia responsable de mascotas

Es necesario aprender que, antes de elegir una mascota, debemos hacer un checklist para ver si vamos a cumplir con las necesidades básicas de ese animal.

     

Si una persona flacucha y pequeña le da un golpe en la cara a otra persona, lo más probable es que le duela pero ya. Si un fisicoculturista es quien da el golpe, puede que fracture y hasta deje media atontada a la víctima. Algo así pasa con los perros, no es lo mismo que te muerda un chihuahua que un pastor, o un perro criollo que un pitbull, obviamente el daño será mayor.

Pero el tema no es qué mordida es más fuerte o dolorosa, el tema es ¿por qué mi mascota ataca y qué debo hacer yo como dueña o dueño responsable para evitarlo? Hablaré en nombre de todos los Zeus del mundo, porque finalmente aquello de no hay animales malos es cierto, los únicos responsables del comportamiento de nuestras mascotas somos nosotros.

Personalmente jamás he tenido un perro pitbull, no porque no quiera o no me gusten, ocurre que no tengo el tiempo necesario para dedicar a su educación y entrenamiento. Sin embargo, tengo muchos amigos que son criadores y en honor a la verdad, debo decir que siempre que llego a sus casas, son los animales más dulces, dóciles y babosos (te llenan de baba con sus muestras de afecto) del mundo.

Las dos veces que un perro me ha querido morder han sido un chihuahua y un pekinés, que son razas pequeñas, mimadas y se sienten “los dueños de la casa”.  Miedo me dan esos chaparros.

Querer vs poder

Pero vamos a Zeus. Si vos tenés un perro de raza pitbull porque te parecen “tuani”, porque cuando caminás en la calle la gente se aparta o porque te gusta impresionar estás mal. Señores esta no es una raza para cualquier persona, ni para cualquier contexto, es necesario aprender que antes de elegir una mascota debemos hacer un checklist para ver si vamos a cumplir con las necesidades básicas de ese animal. En Niú te compartimos las más básicas, vos dirás si sos o no un dueño responsable.

 ¿Tengo suficiente espacio en la casa?

Si vivís en un espacio pequeño y al perro lo vas a tener encerrado en un cuartito, o amarrado en un rincón es mejor que te comprés un pez.

¿Voy a poder ejercitarlo una hora diariamente?

Los perros de raza grande necesitan gastar su energía, canalizarla adecuadamente. En general todo can lo requiere, pero si es una raza fuerte con mucha más razón, lo ideal es sacarlo a caminar o trotar diariamente por una hora. Al sacarlo tenés que respetar lo que dice la ley como norma de seguridad: llevarlo con correa, bozal y de preferencia un ahorcador, que no es más que una cadena que te permitirá presionar un poco su cuello, si mirás que va a hacer algo indebido. Si no podés y no tenés tiempo, comprale una caminadora y lo amarrás para que se ejercite. Si tampoco tenés dinero para eso, poné tu barba en remojo porque no sos un dueño adecuado para esta raza.

¿Me haré el tiempo y el espacio para darle un entrenamiento básico?

De 10 a 15 minutos diarios de entrenamiento dicen los especialistas. Todo perro, en especial los grandes deben aprender a obedecer lo básico, sentado, quieto, venir cuando se le llama por su nombre. Existen cientos de páginas y tutoriales en YouTube que te pueden ayudar a hacerlo, sin incurrir en maltrato. Es importante también que el perro aprenda a obedecer a todos los miembros de la familia.

¿Tengo conocimientos básicos de etología canina y voy a poder leer su lenguaje corporal?

La etología es la ciencia que estudia el comportamiento animal. Si un perro me enseña los dientes cuando lo quiero abrazar, es porque se siente amenazado y es mejor no hacerlo, me está advirtiendo que eso no le gusta. Si vos no sabés identificar esas y otras señales, como posición de las orejas, la cola, etc… tenés dos opciones: comenzar a leer y educarte sobre el tema o exponerte a un incidente-accidente, donde el único culpable serás vos. Los perros son animales, siguen sus instintos, vos tenés que saber decodificar su lenguaje.  

¿Mi familia o las personas de mi casa están dispuestos en educarse sobre esta raza para aprender a manejarla?

Si el perro es tuyo, y vos te educás pero en la casa hay personas que no lo quieren y no les interesa, es posible que en algún momento lo regañen, le hagan un ademán de golpearlos o hasta lo pateen y el animal va reaccionar, porque su instinto le dice: “me atacan…me defiendo”. Toda la familia debe saber cómo manejar al perro, cómo darle las órdenes y sobre todo darle afecto para que se acostumbre y se vuelva dócil.

¿Cuento con el suficiente dinero para mantener su alimentación y salud de manera óptima?

Un perro no es un adorno, un perro de raza grande come más, defeca más (y hay que limpiar eso), y requiere de todos los gastos médicos veterinarios para garantizar una salud óptima. Además del concentrado debes darle su hueso de caracú de vez en cuando, y dejarlo ser. Si no podés con esto, tampoco te conviene hacerte de un perro.

¿Estoy consciente de la necesidad de castrar a mi mascota una vez que cumpla los seis meses?

Pobreciiito y ¿para qué le voy a cortar sus huevitos? Qué disfrute… dicen muchos, otros piensan en “sacarle lo que me costó”. Pues si usted ve los animales como fuente de dinero, no es un buen dueño, las mascotas se tienen por amor, como miembros de la familia, no para sacar billetes, para eso hay que trabajar señoras y señores. La castración tanto de hembras y machos, no solo reduce los niveles de agresividad en los perros, también les evita de padecer otro tipo de enfermedades y alarga las probabilidades de vida. ¿Usted quiere a su can? Castrelo.

Socialización

El otro aspecto fundamental es la socialización, si el perro no interactúa con otros animales y humanos, lo más probable es que tenga comportamientos agresivos porque querrá “defender su espacio” al sentirse invadido. Si desde cachorros se les enseña a socializar y compartir, será una mascota tranquila.

Si mi perro se ejercita, estará cansado y relajado. Si mi perro obedece a todos en casa, podrá mostrar un comportamiento social aceptable aún con desconocidos. Si aprendo a identificar cuando algo le molesta a mi perro, evitaré accidentes desagradables. Si no lo encierro, no intentará escapar apenas abra la puerta o el portón corriendo maniáticamente. Todo depende de los dueños.