Tecnología

Cinco veces para decir «no» en internet, a propósito del Safer Internet Day
Safer Internet Day
Foto: Agencias | Niú

No hace falta ser un experto en seguridad digital, para evitar prácticas peligrosas cuando navegamos en internet

     

Hoy se celebra el Día Internacional de Internet Seguro o Safer Internet Day. Esta fue una iniciativa de la red Insafe/Inhope, apoyada más tarde por la Unión Europea, y a la que luego se sumaron más y más países. En este día, designado el segundo martes de febrero de cada año, el objetivo es hacer conciencia sobre el uso de internet seguro, sobre todo entre niñas, niños y adolescentes.

Con la llegada de la pandemia el uso de internet se incrementó al igual que se incrementaron los riesgos de navegación. Por eso, hoy en Niú te compartimos cinco veces en las que debés decir «no» cuando estás en la red y otras recomendaciones importantes.

1. No confiar en redes de Wi-Fi abiertas

A veces resulta atractivo que visitás un local, ya sea un restaurante, un café o un centro comercial y si no andás internet en tu celular, podés verte tentado a conectarte a la red abierta de ese sitio. Consejo: No lo hagás.

Los hackers en todo el mundo siempre andan en búsqueda de cómo robar tus datos bancarios, tus cuentas de correo electrónico e incluso tus redes sociales y Nicaragua no debería ser la excepción. En una red abierta no existen los protocolos de seguridad necesarios para proteger tus datos y cualquier aplicación que usés durante esa conexión podría ser intervenida por terceros, explica el sitio Expansión.

2. No subestimar el poder de una contraseña

Ya a estas alturas del partido, decir que usás una clave que empieza con uno y termina con seis números en secuencia no solo es un error, es un ¡Pecado capital! Quizá te sorprenda, pero si estás en este grupo, debés saber que formás parte de los más de 2.5 millones de usuarios en todo el mundo utilizan la contraseña ‘123456’, según ABC.es. Esta clave además, fue listada como la más vulnerable tras comprobarse que ha sido “hackeada” en innumerables ocasiones y además, que solo hace falta un minuto para que un “pirata informático» la pueda adivinar, según El País.

Existen muchas alternativas para hacer una contraseña segura; de las más recomendadas es definir una contraseña de 8 caracteres y, mezclar letras mayúsculas, minúsculas, números y símbolos. Como resultado, si alguien quisiera atacar tu cuenta, tendría que probar más de 576 billones combinaciones diferentes, es decir, tardaría años en adivinarla. También existen generadores de contraseñas que pueden ayudarte a construir una clave única y en cierta medida indescifrable.

En este sentido tampoco es recomendable guardar tus contraseñas en los navegadores, pues dejás fácil acceso a quien pueda entrar a tu computadora y, tampoco deberías usar los inicio de sesión rápidos que te brindan algunos sitios web para conectarse con Google o Facebook.

3. No pensar que las redes sociales son inofensivas

Cuando la actividad en redes sociales, consume gran parte de nuestro día a día, es importante tener claro las cosas que sí podés hacer y las otras que se convierten en un riesgo grande para vos e incluso para tu familia. En el caso de las redes sociales, los peligros informáticos son latentes, pero existen riesgos en línea que pueden atentar con tu seguridad física. Aquí te dejamos una lista de actividades comunes en redes sociales, que deberías pensar bien antes de hacerlas, detalladas por el sitio de tecnología Trecebits.

  • Publicar fotos de tu familia, principalmente niñas y niños. Ya sea en casa y, peor aún, con uniforme de colegio. Esto permitiría a cualquier persona ubicarte y convertirse en un riesgo de seguridad física.
  • Compartir y/o darle cabida a noticias falsas. La desinformación es uno de los peligros que en la actualidad está haciendo más daño a las sociedades. Existen algunos tips de cómo identificar información falsa que pueden ayudarte a no esparcir rumores, bulos o chismes infundados; principalmente cuando se trata de temas relevantes.
  • Compartir constantemente tu ubicación. Se ha vuelto común, principalmente motivado por algunas influencers, decir públicamente tu ubicación, ya sea que vayás a algún restaurante o viajés de vacaciones a otro país o departamento. Esta información puede comprometer tu seguridad y no debería ser algo que tomés a la ligera.

4. No confiar en las «cookies»

Tener una ventana emergente o «pop up» cada vez que entrás a un sitio es lo más normal del mundo y ,darle a la opción «aceptar» sin pensarlo dos veces, es la práctica más común. Sin embargo, cada vez que lo hacés, estás dejando parte de tu información en ese sitio, que en la mayoría de los casos no desaparece cuando te vas.

«Las cookies son pequeñas piezas de información que las empresas almacenan en el navegador para que sepan que eres tú cuando las vuelves a visitar para mostrar publicidad y anuncios personalizados», explica el sitio Digital Trends. Según el sitio especializado Kapersky, las cookies no son peligrosas de por sí; «pero algunos ciberataques secuestran las cookies y, por lo tanto, las sesiones de navegación. El peligro está en su capacidad de hacer un seguimiento de los historiales de navegación de las personas.», detalla el medio.

Es así como terceros pueden conocer todo sobre tu estatus en línea e incluso tu ubicación física. La próxima vez que te salga esta ventana emergente, deberías darte el tiempo de «configurar» qué tipo de información te está solicitando el sitio antes de aceptar todo. También podés ir a las configuraciones de tu navegador y constantemente eliminar las cookies guardadas para estar más seguro.

5. No conocer cuándo un URL es seguro

La simple dirección de un sitio puede decirnos qué tan seguro es. Por eso, una de las principales recomendaciones de expertos al navegar es fijarse en las direcciones URL de los sitios: Cuando una dirección tiene al inicio solamente las letras «http://» no es segura; pero sí lo es cuando en cambio, la URL inicia con «https://«. “’HTTP’, es un protocolo de internet que determina la forma en que un sitio web estructura y transmite los datos. ‘HTTPS’, fue una actualización más cifrada y privada lanzada hace un tiempo. Su punto culminante es que cualquier información que un sitio web intercambia segura y no puede ser aprovechada de forma encubierta por intrusos», explica Digital Trends.

Es así como vos podés cuidar de tu seguridad digital, siempre procurando navegar en sitios seguros y siguiendo las recomendaciones de expertos ante el tema.