Innovación

“Se puede emprender en medio de la crisis”

El mexicano Benjamín Hernández Zetter, facilitador del Startup Weekend Managua, asegura que en los momentos difíciles pueden surgir buenos proyectos.

     

La crisis que vive actualmente Nicaragua, no debe ser una excusa para no emprender. Para Benjamín Hernández Zetter, facilitador del Startup Weekend Managua, el objetivo principal de los emprendimientos es cubrir una necesidad. “Con la situación actual de Nicaragua, sí se puede emprender, el Gobierno no debe ser ni el limitante, ni el incentivo principal para que las personas desarrollen oportunidades de negocios”, afirmó.

Hernández Zetter es voluntario en StartUp Weekend desde el 2012 y ha facilitado más de doce eventos, en Nicaragua, México y Trinidad y Tobago. Actualmente lleva “Codería” una empresa de desarrollo de aplicaciones web y móviles que da el servicio a pequeñas y medianas empresas en México.

Este año será facilitador de la cuarta edición del Startup Weekend que se realizará del 23 al 25 de noviembre en Managua. El Startup Weekend es una iniciativa consiste en que 60 participantes expongan sus ideas y ellos mismos las sometan a votación. Se esperan al menos doce proyectos y la conformación de doce grupos que trabajarán durante 54 horas para presentar su idea final a un jurado local.

Esta es una iniciativa global organizada en Nicaragua por La Fábrica Coworking con el apoyo de Niú y que tiene como fin incubar en tres días dice emprendimientos. Cinco personas podrán asistir becados al evento por esta alianza que busca apoyar a emprendedores. 

Se necesita voluntad y ganas de emprender

Iniciar un emprendimiento no es fácil, se necesita convicción y persistencia. Hernández afirma que para que un emprendimiento tenga frutos se debe saber vender. “El primer punto es tener ventas, tener la facilidad de escuchar qué es lo que quieren tus clientes para incorporarlo a tu producto y se pueda vender”, añadió Hernández Zetter.

El especialista mexicano afirma, que los emprendedores nicaragüenses, están llenos de energía y que en ediciones pasadas pudo notar que los emprendimientos se van más hacia la línea del “impacto social”. “Hay proyectos que se enfocan en querer darle exposición al trabajo de personas nicaragüenses, para que tengan más exportación y tenga acceso al mercado internacional”, sostuvo.

Sin embargo, enfatizó que en los emprendedores nicaragüenses existe una “limitante” y es “el trabajo en equipo”. 

“Esto no es un trabajo escolar, es algo donde involucran el dinero, las ventas, opiniones diferentes a las tuyas y se tiene que saber trabajar en equipo”, insistió. 

Emprender en Nicaragua, aumenta la posibilidad de generar empleos y según el facilitador del Startup Weekend cualquier persona tiene la facilidad de poder emprender. “Todos pueden hacer algún producto o servicio que ellos detecten que puede tener algún impacto, puede ser una idea generadora de empleos y oportunidades”, comentó Hernández, en entrevista con Niú.

¿Por qué decidiste ser voluntario en Nicaragua?

En realidad estoy un poquito enamorado tanto de la gente como del país, he hecho amistades, obviamente no son como amistades de toda la vida pero siento que las personas allá me han tratado muy bien. Los participantes siempre están muy llenos de energía, con ganas de aprender, con ganas de poner en práctica a nivel personal todo lo que se aprende o se practica en estos eventos. Mi experiencia siempre ha sido muy bonita. 

¿Has estado informado acerca de lo que pasa en Nicaragua? ¿Crees que en este contexto es viable emprender?

Te podría decir como un punto medio, cuando hay falta de muchas oportunidades, a veces la misma situación merma el ánimo y las oportunidades para que todo se conjunte y haya emprendimiento. Creo que es una oportunidad espectacular para que las personas puedan no depender de cosas de Gobierno en específico, no sé si los que quieren emprender necesitan apoyo del Gobierno, pero lo comparo un poco con México, en Latinoamérica es similar, yo no creo que el Gobierno deba ser ni un limitante, ni un incentivo principal para que las personas desarrollen oportunidades de negocios. 

¿Cuáles crees vos que son los objetivos fundamentales para que un emprendimiento sea viable?

Startup Weekend es más como una experiencia de aprendizaje, ya para que un proyecto en realidad se arme, debe cubrir una necesidad. Lo primero que se necesita es perderle el miedo a las ventas, independientemente de tu servicio es una necesidad urgente o solamente está cubriendo una necesidad. El primer punto es tener ventas, tener la facilidad de escuchar que se requiere de tus cliente, para incorporarlo a tu producto y se pueda vender. 

¿Qué consejos le darías a las personas que van a integrarse al Startup Weekend de este año?

Que participen, definitivamente todo empieza animándose, a estar abiertos a la posibilidad de que cualquier persona puede emprender. Todos pueden hacer algún producto o un servicio puede ser una idea generadora de empleos y oportunidades, pero también de algo de valor.

¿Crees vos que los emprendimientos que se hacen Nicaragua pueden competir a nivel latinoamericano?

Claro que sí, muchas veces las problemáticas en los países latinoamericanos son las mismas. Generalmente, en nuestros países hay problemas con el transporte público y se pueden promover alternativas que ayuden a la sociedad. Las ideas están, lo único que hace falta es que la gente las ponga en práctica. Yo no le veo ninguna limitante, todos tienen la capacidad de atacar las problemáticas a las que se enfrentan.

¿Cuáles son  tus expectativas para el Startup Weekend de este año?

La verdad estoy un poco curioso, no sé cómo la situación actual de Nicaragua vaya a afectar el número de participantes, yo esperaría que hubiera el mismo número de participantes con ganas de hacer cosas y que los proyectos que se presenten sean mucho más aterrizados a buscar soluciones al problema actual que se vive en Nicaragua.