Cultura

Sergio Ramírez recibe nuevo Doctor Honoris Causa, ahora de la UCR
Sergio Ramírez UCR
El escritor nicaragüense Sergio Ramírez en la presentación de su libro "Tongolele no sabía bailar" en el marco de la 35 edición de la Feria Internacional del Libro (FIL). Foto: EFE/Francisco Guasco | Niú

El escritor nicaragüense Sergio Ramírez obtiene un nuevo reconocimiento internacional, pese al exilio y persecución del régimen Ortega-Murillo

     

“El Dr. Sergio Ramírez es un autor comprometido con la realidad (…) y una persona trabajadora que defiende sus ideales más allá de las circunstancias. La calidad literaria de sus escritos es un ejemplo de la posibilidad de revolucionar las estructuras del lenguaje y continuar con sus utopías: la justicia, la solidaridad, la equidad, considerados auténticos asideros de su vida”, asegura el acuerdo a través del cual, el Consejo Universitario de la Universidad de Costa Rica (UCR) le confirió el doctorado Honoris Causa al escritor nicaragüense.

El pasado 4 de noviembre de 2021, la Universidad Nacional de Costa Rica (UNA), también brindó un Doctor Honoris Causa a Ramírez, quien fue forzado al exilio por la persecución política del Gobierno de Daniel Ortega. Asimismo otras universidades de América Latina y Europa ya le han brindado este título.

El acuerdo de la UCR fue tomado el pasado 26 de noviembre. El escritor abordó la sorpresa con la que recibió este nombramiento a través de su cuenta de Twitter, y expresó sentirse muy “conmovido y agradecido”.

Persecución política contra Sergio Ramírez

El Consejo Universitario de la UCR acordó conferir este título al “escritor, periodista y político nicaragüense Sergio Ramírez, como reconocimiento por su trayectoria y en gratitud a sus valiosos aportes al desarrollo social, a la cultura y a la literatura centroamericana”.

“Como político, Ramírez está vinculado al proceso revolucionario nicaragüense, que culminó con la caída del dictador Anastasio Somoza. Posteriormente, formó parte de la Junta de Gobierno de Reconstrucción Nacional de Nicaragua y ejerció la Vicepresidencia de la República de Nicaragua, hasta 1990”, detalló la entidad.

Ramírez ha sido hostigado por la dictadura Ortega-Murillo. En septiembre de 2021, CONFIDENCIAL informó que el régimen ordenó la captura del escritor y el allanamiento de su vivienda en Managua, argumentando una acusación del Ministerio Público por supuestos «actos que fomentan e incitan al odio y la violencia» y por recibir dinero, a través de su fundación cultural “Luisa Mercado”, de parte de la Fundación Violeta Barrios de Chamorro (FVBCh), también acusada por supuesto lavado de dinero.

“Daniel Ortega me ha acusado a través de su propia Fiscalía y ante sus propios jueces de los mismos delitos de incitación al odio y la violencia, menoscabo de la integridad nacional y otros que no he tenido tiempo de leer, acusaciones por las que se encuentran presos en las mazmorras de la misma familia muchos nicaragüenses dignos y valientes”, escribió Ramírez en una declaración enviada a los medios de comunicación tras la acusación.

La trayectoria de Sergio Ramírez

Sergio Ramírez Mercado (Masatepe, 1942), tiene una amplia carrera literaria como novelista, cuentista y ensayista, también ha sido periodista, político y abogado. Se inició como escritor en 1960 y en 1970 publicó su primera novela “Tiempo de fulgor”. En 1998 recibió el Premio Alfaguara por su novela “Margarita, está linda la mar” y, en 2017, se convirtió en el primer centroamericano en obtener el Premio Miguel de Cervantes, considerado el galardón más importante de la lengua castellana.

Su más reciente producción es la trilogía protagonizada por el inspector Dolores Morales, una novela negra que comenzó con «El cielo llora por mí» (2008), «Ya nadie llora por mí» (2017) y ahora «Tongolele no sabía bailar», que fue prohibida en las librerías de Nicaragua, también por órdenes del régimen orteguista. En estas obras Ramírez aborda historias de corrupción y abuso de poder. La obra de Sergio Ramírez Mercado ha sido traducida a más de veinte idiomas.

La dictadura somocista también lo acusó “por medio de su propia Fiscalía y ante sus propios jueces de delitos parecidos a los de ahora: terrorismo, asociación ilícita para delinquir y atentar contra el orden y la paz, cuando yo luchaba contra esa dictadura, igual que lucho ahora ahora contra esta otra», denunció el escritor. Posteriormente el escritor fue vicepresidente de Nicaragua en los años ochenta, durante el primer Gobierno del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) pero se distanció en los años noventa, dedicándose a su labor literaria.