Estilo

Upoli regresa a clases sitiada por policías
Upoli
Los universitarios abandonaron el recinto el 9 de junio por las sospechas de infiltrados. Carlos Herrera | Niú

Las clases iniciaron con poca presencia de estudiantes, quienes tienen "prohibido" reunirse en grupo de más de tres personas.

     

La Universidad Politécnica de Nicaragua (Upoli) inició las clases presenciales este martes seis de noviembre bajo un fuerte resguardo policial en el perímetro. Al menos unas seis camionetas Hilux llenas de antimotines rondaron la zona de la Upoli desde las ocho de la mañana.

A pesar de la reanudación de clases, pocos estudiantes asistieron. Sola una de las entradas del recinto permanecía habilitada: la del portón sur frente al barrio Américas 1. A las nueve de la mañana de este martes un pequeño grupo esperaban acceder a las instalaciones de esta casa de estudios. Quienes han llegado, deben entregar su carné a las autoridades del centro para verificar si aparecen en el sistema. De lo contrario, no pueden acceder al recinto.

Otra de las medidas es la revisión de bolsos y mochilas, acceso limitado al campus, y clases dos veces por semana. Pero la que ha despertado más asombro en algunos estudiantes entrevistados por Niú es la prohibición de reunirse en grupos de más de tres personas.

“Hoy que fui a la Upoli a revisar cuándo me tocaba llegar a clases no me dejaron entrar. Nos dijeron que prácticamente siempre iba a estar la policía y que no podemos estar en grupos, de más tres chavalos caminando juntos porque si te ven en grupito sentado en la cancha te quitan porque ‘es peligroso’”, comentó una estudiante de la Upoli que por seguridad ha pedido omitir su nombre.

Hace un mes la UNAN-Managua también volvió

El primero de octubre la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN-Managua) inició clases bajo asedio policial y férrea vigilancia. Algunos estudiantes manifestaron que asistieron obligados por sus padres, mientras otros se mantenían firmes en seguir con la desobediencia estudiantil, pues consideran que no es seguro retomar las clases bajo la represión gubernamental de Daniel Ortega.

Upoli
Durante dos meses la Upoli permaneció tomada por estudiantes. El nueve de junio fue entregada debido a las sospechas de infiltrados orteguistas en el recinto. Carlos Herrera | Niú

En la UNAN-Managua también se tomaron medidas extremas: las autoridades del recinto revisan minuciosamente las mochilas de los estudiantes y se ha vuelto obligatorio portar el carné. De lo contrario, no se permite el acceso. También decenas de estudiantes y docentes han sido expulsados “por razones políticas”.

Desde el 19 de abril hasta el nueve de junio la Upoli permaneció tomada por estudiantes. Durante casi tres meses el recinto fue testigo de ataques por paramilitares y policías, quienes durante las madrugadas atacaban con armas las trincheras levantadas por los universitarios.

Upoli
La Upoli fue uno de los bastiones de resistencia contra el régimen de Daniel Ortega. Carlos Herrera | Niú

El nueve de junio los estudiantes atrincherados decidieron abandonar el recinto tras la sospecha que la universidad había sido invadida por infiltrados del Gobierno de Daniel Ortega. Así lo afirmó el Movimiento Estudiantil 19 de Abril en una conferencia de prensa tras abandonar las instalaciones.

Los vecinos de la zona denunciaron que ese mismo día llegaron motorizados cargados de tubos para lanzar morteros y destruyeron el recinto, después que el Movimiento Estudiantil 19 de Abril anunciar su salida del campus. Hasta este momento, la Upoli ha sido custodiada por la Policía Nacional.