Deportes

El programa de Edgar Tijerino continúa cautivando entre bromas y polémicas

Los 37 años de Doble Play en la radio

“Lo que diferencia a Doble Play es el comentario inteligente. El público siempre está pendiente y quiere algo que lo cautive”, dice René Pineda, cronista deportivo.

     

El programa Doble Play es un “campo de batalla” que sumerge al radioescucha en polémicas apasionadas sobre deporte y temas de actualidad que se resuelven con humor y amenidad. A 37 años de su aparición en la emisora La Voz de Nicaragua, esta tertulia — que actualmente se transmite en Radio La Primerísima de lunes a sábado— es un espacio de referencia nacional en la mañana y al mediodía.

La idea nació del experimentado cronista deportivo Edgar Tijerino. “Le propuse a Carlos Guadamuz meter un programa diferente, que no solo tocara deportes, sino otros temas como el precio de la canasta básica, las novelas y hasta la política”, explicó Tijerino en una entrevista a Esta Noche.

Así Doble Play se convirtió en un programa que no envejece. Parte de este éxito se lo debe a la reinvención, la dinámica, la actualización y el interés de meterse en temas novedosos. “Si hay un problema político lo tocamos, si hay una nueva película, hablamos de ella, todo esto permite mantenernos en la actualidad”, confesó Tijerino.

En sus inicios, él tuvo como compañero de equipo al joven, y ahora vicealcalde de Managua, Enrique Armas. Actualmente comparte micrófonos con Miguel Mendoza, René Pineda y Germán García, este último, el relevo del experimentado cronista, según afirmó el propio Tijerino.

Lo que diferencia a Doble Play es el comentario inteligente. El público siempre está pendiente y quiere algo que lo cautive. Edgar ya tiene el recurso de atrapar a las personas, y nosotros debemos hacer también nuestro trabajo”, aseguró Pineda, quien destacó como característica fundamental de este espacio radial, el buen rollo que existe entre todos los que presentan la tertulia.

Un programa de polémica y humor

Todas las personas que escuchan Doble Play, conocen el humor de Tijerino, Pineda, Mendoza y García. Las puntadas humorísticas que ofrecen, cautivan a la audiencia. Además de las enseñanzas que presentan cada uno de los periodistas.

Tanto Pineda como García coinciden en que el programa es como una familia. Que si bien existen discusiones acaloradas, todas se resuelven en amenidad, sin tomar algo de forma personal. No ha faltado el oyente que se ha comunicado para pedirle a Pineda que suavice su crítica a García, o quien pida “al aire” que no se traten de tal forma.

La gente piensa que son pleitos personales pero no es así, todo es parte de la actuación. Nosotros salimos del programa todavía conversando y aprendemos, es que es como una enseñanza permanente”, aseguró Pineda.

“A veces se tienen discusiones bien fuertes, son temas deportivos que se quedan en eso”, destacó García.

Edgar Tijerino en Esta Noche. Foto: Carlos Herrera. Niú

La edición de Doble Play no tiene un guion específico. Si bien Tijerino carga una libreta con anotaciones, al final casi ni se usa. El programa surge de la improvisación y del conocimiento que cada uno de los locutores aporta a las pláticas.

Para Tijerino la improvisación es fundamental. Considera que el día que sigan un orden lógico, la tertulia perdería su esencia y sería muy esquemática. Por el momento, seguirán con su estilo, que tanto éxito ha tenido en la población.

También puede interesarte: Edgar Tijerino: “Soy un gran aficionado de las telenovelas”

“Nosotros nos sentimos bien navegando con el contexto, no somos genios ni historiadores, pero entre todos hablamos de todo. A veces da la impresión de que somos uno, pero realmente somos cinco y eso sí, somos bien claros”, expresó Tijerino.

Pineda recuerda la etapa del programa en la que Tijerino mostró su lado más político, como el momento de mayor tensión, por las fuertes críticas que el experimentado cronista hacía a la clase política del país.

“En ese momento el programa se puso serio, a veces salíamos con la paranoia de que alguien nos iba a estar esperando, estábamos muy preocupados”, expresó Pineda.

Doble Play empezó en 1981 en la emisora La Voz de Nicaragua.

Si bien todavía se continúa hablando del tema en el programa, en estos últimos años Tijerino “ha bajado el gas”, pero todo tiene su explicación. “Mi idea no era disminuir pero me he quedado decepcionado de la clase política del país, no veo oposición, ni liderazgo”, destacó, pero no dudó en aclarar que si mañana existe una oposición que lo apasione, él estará en primera fila.

Sin embargo, la audiencia que lo escucha, siempre pide a través de las llamadas telefónicas que Tijerino asuma su posición, y regrese a esa época en que la crítica estaba bien dirigida y en la que Doble Play servía como una extensión de las demandas de la ciudadanía.

El mejor programa

La derrota de Román González frente a Srisaket Sor Rungvisai en el 2017, dio paso al mejor programa del año, asegura Pineda. Fue tanto el golpe emocional que sufrieron los cronistas, que asegura que bien pudieron pasar hablando del mismo tema por muchos días.

Para Pineda la mejor etapa de Doble Play es la actual. A su juicio ahora tienen a un Tijerino más calmo, más fresco, más pensante. Tijerino, por su parte, agregó que la evolución de Mendoza en la reportería, el análisis de Pineda y las herramientas de García, hacen más fuerte el programa.

El fundador de Doble Play finalizó expresando que este proyecto ya no necesita de él para seguir triunfando, pues tiene a un personal capacitado que puede dirigir el barco sin su presencia. “Nosotros nos concentramos en el material que damos al público, y también de la confianza que nos dan, incluso cuando ellos proponen también los temas”, comentó.

Puede gustarte: Crónica de una vida (más allá del deporte)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *