Música

Recordamos a Freddie Mercury a través de diez canciones

A los cines ha arribado el biopic "Bohemian Rhapsody", que narra la historia de Freddie Mercury. Niú recuerda a este importante artista a través de diez de sus mejores canciones.

     

La leyenda de Freddie Mercury, el rostro más conocido de la banda británica Queen, ha arribado a los cines nicas a través del biopic Bohemian Rhapsody, un homenaje cinematográfico a una de las voces más aclamadas en la historia de la música.

Farrokh Bulsara —el verdadero nombre de Mercury— nació en Zanzíbar, Tanzania, en 1946. A los 18 años se mudó a Inglaterra debido a un conflicto una revolución que se desataba en su país. El resto es historia, que esta producción dirigida por Bryan Singer, intentará recrear.

El actor y miembro del reparto, el estadounidense Rami Malek, quien interpreta el papel de Freddie Mercury, posa en el estreno mundial de “Bohemian Rhapsody” en Londres. | EFE | Facundo Arrizabalaga

El actor estadounidense Rami Malek, encarnó a Mercury en este metraje que el 24 de octubre se estrenó en los cines de Reino Unido. Una caracterización que los fanáticos más empedernidos de Queen no dudarán en criticar. ¿Malek será capaz de hacer feliz a todos los seguidores de este divo del rock?

Freddie Mercury ha pasado a la historia y es recordado 25 años después de su muerte, mayormente por su voz y su deslumbrante estilo en el escenario. A continuación te compartimos diez canciones icónicas de la banda Queen que han trascendido en el tiempo y ahora son hitos de la música.

  1. Bohemian Rhapsody

Probablemente una de las piezas mejor valorados de la música. Fue escrita por el propio Mercury. La canción está compuesta por varios elementos: una balada, un solo de guitarra, una ópera en medio y finaliza al ritmo de rock. Fue un éxito rotundo en Reino Unido y se mantuvo durante 18 meses en el top de las principales listas musicales.

  1. We are the champions

Esta canción perfila en la lista de las piezas musicales más pegadizas de la historia, junto a Y.M.C.A de Village People. Cuando salió al mercado, la cara B del disco era otra icónica canción que pasaría a la posteridad: We will rock you. No hay final deportiva en la que no suene esta canción. 

  1. I want to be freak

El videoclip de este tema es una parodia de la telenovela británica Coronation Street, pero también se convirtió en el himno de la comunidad LGBTIQ. En su tiempo fue censurada por la cadena estadounidense MTV, y hasta en 1991 se pudo ver.

  1. We will rock you

Por su ritmo pegajoso, este tema ha trascendido a la cultura popular y ha sido utilizado en anuncios de televisión y comerciales. El ritmo es marcado por palmadas y bombos. También está en la lista de las 500 mejores canciones de todos los tiempos, según la revista Rolling Stone.

  1. Under Pressure

Under Pressure fue grabada por Queen y David Bowie para el álbum Hot Space. La canción surgió en medio de una sesión de improvisación entre los músicos, en un estudio en Suiza. El resultado fue otra obra maestra que se posicionó nuevamente en los primeros puestos de las canciones más escuchadas de Reino Unido.

  1. Don’t stop me now

Todo lo que Queen hizo se convirtió en oro. Esta canción no es la excepción. Incluso ha sido analizada por la Universidad de Groningen y llegaron a la conclusión, gracias a un estudio, que Don’t stop me now “sube el ánimo”, debido al ritmo y la melodía que la componen.

  1. A kind of magic

El 2 de junio de 1986 salió a la venta A kind of magic y, una vez más, llegó a los primeros lugares de las listas de Reino Unido.

  1. Radio Ga Ga

Fue escrita por Roger Taylor, baterista de Queen. Aborda cómo la televisión desplazó a la radio. Incluso, Lady Gaga ha admitido en reiteradas ocasiones que su nombre artístico lo retomó de esta aclamada canción.

  1. Who wants to live forever?

Fue escrita por Brian May y publicada por Queen en 1986 como parte del disco A Kind of Magic.

  1. Another one bites the dust

A principios de la década de 1980 esta era una de las canciones más populares del rock y también era atacada por grupos de fundamentalistas cristianos que la tildaban de contener mensajes subliminales. La banda no quería incluirla en su disco, pues no la consideraban lo suficientemente buena. Al final terminó siendo uno de sus mayores éxitos.