Estilo

Detenidos en El Chipote desafían a interrogadores

Marlen Chow: “Soy de la Asociación de Mujeres del Pico Rojo”
Pico rojo
José Dolores Blandino (izquierda) junto a Marlen Chow (derecha). Franklin Villavicencio | Niú

José Dolores Blandino: "soy militante de la Iglesia católica, y cuando salga de aquí volveré a protestar".

Marlen Chow Cruz, una de las primeras detenidas la mañana del domingo, enfrentó con “sarcasmo” a sus interrogadores en el Chipote, lugar donde ella y otros 37 manifestantes fueron llevados después de la redada masiva del domingo en Camino de Oriente.

-¿A qué organización pertenece?- le preguntó el policía.

-A la Asociación del Pico Rojo- alegó Chow recordando una frase de la poeta Claribel Alegría.

“Los oficiales se quedaron viendo”, relata la activista, que fue liberada horas después junto a otros siete manifestantes mayores de edad. Los oficiales no esperaban esa respuesta. “Se sentían tan desconcertados de ver que le estábamos tomando la palabra frente a su agresión”, agrega.

Sin más, Marlen Chow sacó su labial carmín y lo pasó entre las demás mujeres —activistas feministas y dirigentes políticos en su mayoría—.

“Me acordé que la gran poeta Claribel Alegría fundó esa asociación y todas –Ángela Saballos, Vidaluz Meneses y otras amigas– estábamos inscritas. Siempre que voy a las marchas llevo mi labial rojo, saqué mi pintura y les dije a todas que se pintaran. Lo hicieron como pudieron y todas dijeron ‘¡Somos de la Asociación de Mujeres Nicaragüenses de Pico Rojo’”, relató en el programa televisivo Esta Noche.

“En ese sentido creo que las mujeres somos más capaces de aguantar esas torturas psicológicas fortísima que ellos ejercen sobre la gente, pero los jovencitos, los niños de 14 y de 15 que estaban ahí, sufren terriblemente porque no contestan, mientras que nosotros hablamos y nos burlamos”, agregó.

Después de hacer público los vejámenes que sufrió el pasado domingo y la rebelde respuesta con la que espetó a los policías, la Asociación del Pico Rojo cuenta ahora con más miembros. Las redes sociales se han llenado de selfies donde hombres y mujeres aparecen con sus labios pintados en símbolo de protesta.

No es la primera vez que el ingenio se enfrenta a la represión. Meses atrás aparecieron chimbombas azul y blanco en algunos barrios de Managua que luego eran explotadas, bajo órdenes del Gobierno, por motorizados y trabajadores de la Alcaldía. Para muchos nicaragüenses esta ha sido la válvula de “resistencia” frente a un Estado que los reprime y secuestra en las calles.

“La tortura inicia desde que atrapan”

El domingo 14 de octubre los nicaragüenses vivieron uno de los actos más represivos en las últimas semanas. Las imágenes de ancianos, mujeres y jóvenes siendo capturados bajo el alegato oficial de “realizar actividades instigadores y provocadores” aumentó el repudio social hacia el régimen de Daniel Ortega.

Otro de los detenidos fue el empresario José Dolores Blandino, mejor conocido como ‘Lolo’. A 200 metros de donde estaba Marlen Chow, Blandino ondeaba una bandera de Nicaragua. Los oficiales llegaron y lo tomaron, le tiraron la bandera azul y blanco y lo subieron a un microbús, no sin antes empuñar su mano y gritar “¡Patria libre!”, imágenes que de inmediato se hicieron virales en las redes sociales.

“Lo que más me dolió es que botó mi bandera… ¡Me la botó!, hubiese preferido que me pegara, pero me la botó y me sentí ofendido. Me arrastraron y luego me montaron en una patrulla”, relató ‘Lolo’, el padre de Xiomara Blandino, ahora pareja de uno de los hijos de Ortega. 

El empresario relató que en El Chipote fue interrogado varias veces. La última vez le preguntaron que a qué partido pertenecía. “Soy militante de la Iglesia católica”, les respondió a sus interrogadores.

-¿Y por qué andás si ya estás mayor?, ¿qué vas a hacer cuando salgás de aquí?- le cuestionaron.

–¡Voy a averiguar cuándo es la próxima marcha cívica para seguir protestando en las calles- respondió Blandino.

Por su parte, Marlen Chow soportó el calor “infernal” del recinto y los gritos de los oficiales. “Nosotros les respondimos y eso nos daba mucha fuerza”, comentó la dirigente del Movimiento Autónomo de Mujeres (MAM).

“La tortura inicia desde el momento en el que te agarran, la manera en la que te pagan, los golpes en las costillas, te tiran uno sobre otro y es algo de los más horrible. Mucha de esa gente sale golpeada”, explicó la activista, quien encaró a sus interrogadores con sus labios pintados de rojo.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

#asociaciondemujeresnicaraguensespicorojo #picorojo #sosnicaragua #nicargualibre

Una publicación compartida de Kamila Zamora Saenz (@sarikaza) el

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Movimiento Subversivo “Pico Rojo” Hij@s del ToroVenado! La Sátira siempre será nuestra arma 😚😚🤣🤣🤣#picorojo

Una publicación compartida de David S. Abdalah (@abdalahdavid) el